Inicio » Áreas y Especialidades » Área de Fisioterapia y Terapia Manual

Punción seca

En este artículo vamos a hablar de forma clara sobre la punción seca. Te explicaremos en qué consiste esta técnica, ventajas, desventajas así como otras cuestiones que puedas tener.

¿Qué es la punción seca?

La punción seca es una técnica invasiva que se emplea en el tratamiento del Síndrome del Dolor Miofascial.

Consiste en introducir una aguja similar a las de acupuntura en el músculo contracturado, con el objetivo de “desactivar” los puntos gatillo y los síntomas que estos causan.

Se usa el adjetivo “seca” porque no se introduce ningún líquido en el cuerpo, lo que se busca es la relajación del músculo por el efecto mecánico que causa la aguja. Así se distingue de otras técnicas invasivas en las que se infiltra alguna sustancia, como anestésicos locales o antiinflamatorios.

¿Qué es el Síndrome del Dolor Miofascial?

El Síndrome del Dolor Miofascial se define como el conjunto de signos y síntomas causados por Puntos Gatillo Miofasciales. Estos puntos gatillo son zonas de contractura máxima que son muy dolorosas.

Dichos síntomas son:

  • Dolor referido: dolor experimentado fuera de la zona donde se encuentra el PGM.
  • Debilidad muscular.
  • Restricción de movilidad.
  • Descoordinación.
  • Fatigabilidad muscular.
  • Los músculos tardan en relajarse después del ejercicio.
  • Espasmo muscular.

¿Cómo se realiza la punción seca?

Lo primero es buscar el punto gatillo. Para localizarlo, buscamos reproducir el dolor o la sintomatología que producen mediante compresión. Cuando lo tenemos localizado, insertamos la aguja de acupuntura en dicho punto. Existen diferentes técnicas:

La punción superficial: la aguja no llega al músculo, se queda en el tejido subcutáneo. Se inserta la aguja y se  deja puesta mientras se la mueve haciendo giros para conseguir la estimulación mecánica. No es dolorosa.

La punción profunda: sí llega al punto gatillo. En este caso, el estímulo mecánico se hace mediante giros de la aguja o movimientos de meter y sacar la aguja. Esta técnica es levemente dolorosa en el momento y puede dejar un dolor post-punción durante las siguientes 24-48 horas.

En ambos casos se debe realizar un tratamiento post-punción para disminuir las molestias y potenciar los efectos, que puede incluir un masaje de la zona, spray frío o contracciones suaves y estiramientos de la musculatura implicada.

Efectividad de la Punción Seca

El uso de la Punción Seca se emplea principalmente en la primera fase del tratamiento del síndrome del dolor miofascial, es decir, para la eliminación de los puntos gatillo causantes de los síntomas del paciente.

Es de los tratamientos más eficaces para este síndrome y también se considera una de las técnicas más beneficiosas para la resolución de las contracturas.

Sin embargo, como hemos dicho, se debe combinar con otros procedimientos fisioterápicos como pueden ser técnicas de masoterapia, electroterapia, etc.  de manera que se puedan potenciar sus efectos, complementando su acción y previniendo recaídas.

Beneficios de la punción seca

Los principales beneficios de la punción seca son los siguientes:

  • Eliminación rápida de la sintomatología ya que interrumpimos los mecanismos que producen el dolor referido.
  • Favorece la relajación muscular al eliminar los puntos gatillo, que como hemos dicho, son zonas de contractura máxima.
  • Incremento de fuerza y tono muscular en músculos distendidos.
  • Estimulación del riego sanguineo lo que ayuda a aumentar la velocidad de recuperación muscular.
  • Liberación de endorfinas por la introducción de las agujas en el cuerpo. Relacionado con la acupunta.

Efectos secundarios de la punción seca

Los efectos secundarios de la punción seca son de carácter leve, de baja probabilidad y limitados en el tiempo:

  • Dolor después de la punción seca: Durante uno o dos días el paciente sentirá molestia o dolor leve, similar al dolor producido por las agujetas.
  • Riesgo de infección: Puesto que se introduce una aguja en el paciente. Para ello el fisioterapeuta limpiará la zona de punción antes y después.
  • Si se pincha algún capilar se puede producir pequeños hematomas sin mayor relevancia.
  • Si el paciente tiene la tensión baja, este puede marearse. En estos casos hay que tomar la precaución de pinchar al paciente tumbado y que se levante poco a poco.

En cualquier caso, asegúrate que tu fisioterapeuta tiene formación específica en punción seca.

La punción seca duele

Bueno sí. La punción seca duele, pero no es tan fiero el león como lo pintan.

La mayoría de las veces no te enteras cuando introducen la aguja en el cuerpo, aunque a veces sí se produce un dolor puntual, sobre todo cuando se producen espasmos.

También como hemos mencionado antes, queda un dolor residual después de la sesión de punción seca, que puede durar uno o dos días.

Luego está el tema del miedo a las agujas. Hay gente que el pensar en la punción seca le produce un rechazo psicológico de entrada, pero por lo general, viendo cómo de efectiva es y como acorta los tiempos de recuperación, aparcan de lado los miedos.

Cuánto cuesta una sesión de punción seca

El tratamiento con punción seca es uno de nuestros “tratamientos nucleares”. Esto es debido a su ya mencionada efectividad y velocidad de tratamiento. Con lo que en nuestra clínica está incluido en nuestros servicios de fisioterapia sin coste adicional.

Para más información consulta nuestras tarifas.

Punción seca en Madrid

Si buscas un centro clínica de fisioterapia que ofrezca sesiones de punción seca en Madrid, ponte en contacto con nosotros, reserva tu sesión online o visita nuesta clínica de fisioterapia en Carabanchel.