La rehabilitación del suelo pélvico es la reeducación para su perfecto funcionamiento de las estructúras que forman la pelvis por su parte inferior. Se realiza mediante profesionales especializados y con un seguimiento exsaustivo del estado y evolución del paciente.

¿Qué es la rehabilitación del suelo pélvico?

Podemos necesitar una rehabilitación del suelo pélvico en el embarazo, en el parto o después de una intervención quirúrgicas.El suelo pélvico o periné es el conjunto de estructuras (músculos, ligamentos, fascias, etc.) que cierran la parte baja de la pelvis, sosteniendo la vejiga, el útero, vagina, y recto. Cuando alguna de estas estructuras se altera puede causar incontinencias o prolapsos (bultos).

¿Qué opciones de tratamiento podemos encontrar?

El tratamiento del suelo pélvico puede sencillo o severo. Los dos son eficaces, la diferencia es el tiempo que se necesita para la recuperación. El método de tratamiento incluye una intervención sobre el estilo de vida, modificación de la conducta, fisioterapia y tratamiento farmacológico.

El tratamiento en fisioterapia del suelo pélvico

Es muy importante que la mujer tome conciencia de la musculatura que existe en el periné y que aprenda a contraerla y controlarla de manera voluntaria. Para ello, disponemos de diferentes herramientas terapéuticas:

Ejercicios de fortalecimiento: los más conocidos son los ejercicios de Kegel. Consisten en la realización de contracciones y relajaciones repetidas de los músculos del suelo pélvico. Buscan aumentar el tono de la musculatura y enseñar a los pacientes a contraer para que lo apliquen, por ejemplo, en situaciones de esfuerzos. Es importante aprenderlos bien y tomar conciencia de estos músculos, para evitar que se contraigan los grupos musculares adyacentes (abdominales, glúteos y aductores).

Electroestimulación: consigue la contracción pasiva de la musculatura perineal mediante una corriente eléctrica. Esta técnica se combina con los anteriores ejercicios de fortalecimiento para mejorar la fuerza y la velocidad de la contracción.

Biofeedback: es un sistema a través del cual visualizamos en una pantalla la contracción que hacemos con nuestra musculatura. Esto nos permite aprender a controlar mejor la intensidad, el tiempo, etc. de cada contracción y saber si las realizamos correctamente.

Neuromodulación: especialmente útil en la vejiga hiperactiva (incontinencia urinaria de urgencia. Se trata de actuar sobre el sistema nervioso para modificar su actividad, normalizando la función de la vejiga. A través de la estimulación de los nervios periféricos: es la técnica que empleamos los fisioterapeutas. En este caso se realiza la estimulación percutánea/transcutánea del nervio tibial desde el tobillo.

También te puede interesar

  • Rehabilitación Postparto

    La rehabilitación postparto es una fase importante para ayudar a recuperar el suelo pélvico de la compresión y distensión a la que se somete el ...

  • Tortícolis congénita en el bebé

    La tortícolis congénita o "cuello torcido" es una lesión que se encuentra en niños con una contractura muscular en un lado del cuello. ¿ ...

  • Punción seca

    ¿Qué es la punción seca? La punción seca es una técnica invasiva que se emplea en el tratamiento del Síndrome del Dolor Miofascial. Consiste en ...

  • Masaje para embarazadas

    El masaje para embarazadas es una de las mejores opciones que existen actualmente para aliviar las múltiples dolencias que pueden aparecer durante la ...

  • ¿Como son las abdominales hipopresivas?

    Las abdominales hipopresivas, son una serie de movimientos y posturas, que puestos en marcha tonifican la musculatura del abdomen y del periné. Con ...

  • Ejercicios de Kegel

    ¿Qué son los ejercicios de Kegel? Los ejercicios de Kegel son una serie de movimientos activos y controlados, que fortalecen los músculos del ...