Durante el embarazo, la mujer sufre grandes cambios físicos y hormonales en su cuerpo y aparecen problemas típicos: como el dolor en la cintura, incontinencia urinaria, dolor de espalda, insomnio, dolor de cabeza, dolores en articulaciones, etc.

Una excelente forma de aliviar los dolores habituales durante esta etapa de tu vida es a través de masajes durante el embarazo. La Fisioterapia en el embarazo te ayudarán a aliviar tensiones, a mejorar tu digestión y que regularán tu sistema nervioso.

Tratamientos de la Fisioterapia en el Embarazo

Podrás escoger entre los siguientes tratamientos:

  • Masaje Terapéutico o descontracturante para relajar al máximo la zona que tengas más tensionada, ya sean lumbares, dorsales o cervicales. Con ello conseguiremos relajar los músculos y evitar contracturas y molestias típicas del embarazo como ciática, dorsales, intercostales.
  • Masaje Circulatorio: consiste en un masaje realizado principalmente en piernas y brazos para activar la circulación.
  • Masaje relajante: el objetivo de este masaje será la preparación al parto con un estado de ánimo relajado.
  • Drenaje linfático Manual: consiste en un masaje que te ayudará a drenar bien la linfa y con ello mejorará la retención de líquidos típica durante el embarazo, sobre todo en tobillos, pies y manos, así como la pesadez de piernas, calambres y hormigueo en manos.