Promoción Nuevos Clientes -50%
1 hora de fisioterapia Manual por 18€

Más Información

La fascitis plantar o fascitis del pie es una inflamación de la placa del tendón de la planta del pie y es típicamente causada por el uso excesivo. La fijación de la placa del tendón al hueso del talón suele verse afectada. Esta se manifiesta en el dolor en la planta del pié y talón, que ocurre principalmente bajo presión y tensión.

Lea todos los hechos importantes sobre las causas de este problema de salud y los métodos de tratamiento y rehabilitación de la fascitis plantar.

La fascitis plantar es una de las lesiones más habituales que sufren los deportistas de impacto, prácticamente todos lo días tratamos algún caso de este tipo en nuestra consulta de fisioterapia. Aunque como ya veremos, no es una patología exclusiva de deportistas.

Oye, y la fascitis plantar ¿como se cura?

¿Como se cura la fascitis plantar? Es una de las cuestiones que mas se repiten entre nuestros pacientes y nuestros lectores. Después de haber ayudado a decenas de pacientes, creemos que podemos darte varios consejos sobre como curar la fascitis plantar.

En este artículo presentaremos causas y tratamientos efectivos para la fascitis plantar. Aunque antes de hablar en profunidad sobre que es la fascitis plantar, comencemos definiendo brevemente lo que es la fascia.

La fascia es una banda de tejido elástico que se encuentra en la planta del pie. Se extiende desde el calcáneo (hueso del talón) hasta la cabeza de los metatarsianos (bajo los dedos).

La función que tiene esta fascia es amortiguar los impactos de la pisada sobre el pie al andar, así como mantener el arco del pie, en caso de impacto se puede producir una rotura de fascia plantar.

Qué es la fascitis plantar

Fascitis Plantar
Fascitis plantar, inflamación del tendón

La fascitis plantar consiste en la inflamación de la fascia. Principalmente a nivel de su inserción en la zona del talón y el ligamento plantar largo.

La fascitis plantar es la causa más común de dolor de talón crónico (calcaneodinia). Puede suponer una carga considerable para el paciente.

La fascia plantar, es decir, la placa del tendón debajo del pie que se inflama en la fascitis plantar, se origina en el borde inferior y frontal del hueso del talón, el llamado tubérculo calcáneo.

Conecta el tarso con los metatarsianos y las articulaciones metatarsofalángicas. Todo junto forma el arco longitudinal del pie.

A medida que le pie se desliza, la fascia plantar se somete a tensión por el llamado efecto molinete, que asegura la transmisión de la fuerza desde el antepié hasta el pie trasero.

La fascia tiene la tarea de tensar el arco longitudinal, alinear la espalda y el antepié, absorber los impactos y levantar pasivamente el arco

Esta inflamación produce dolor en la planta del pie y el talón. Este dolor aparece de forma progresiva y como hemos mencionado al principio, es muy habitual en los deportes de impacto como la carrera.

Sin embargo, desde el punto de vista patológico y anatómico, los síntomas corresponden al «síndrome del dolor de talón«, mientras que la «fascitis plantar» se refiere a un cuadro clínico que se produce sobre el segundo hueso esfenoides y el hueso metatarsiano.

El término «espolón del talón o espolón calcáneo» se suele utilizar erróneamente. Un espolón del talón es un espolón óseo en el hueso del talón (calcáneo) en el área de fijación de la placa del tendón de la planta del pie (fascia plantar). A menudo es un hallazgo casual en una radiografía lateral del pie. Aunque se asocia con fascitis plantar, su causa no suele ser asintomática. El espolón del talón no provoca dolor en el talón, sino fascitis plantar.

Fascitis plantar bilateral

Se llama fascitis plantar bilateral a los casos en los que ambos pies están afectados.

Suele diagnosticarse fascitis plantar bilateral a pacientes con patologías como valgo en los tobillos (tobillos hacia adentro).

Fascitis plantar: Síntomas

La aparición de la fascitis plantar es insidiosa. Empieza como una molestia en la planta del pie y un «me duele la planta del pie». Con el tiempo, los síntomas empeoran gradualmente, generalmente durante semanas o meses. Inicialmente, los síntomas se presentan sólo durante el esfuerzo, más tarde en la mañana al levantarse y en reposo.

Este dolor suele ser mas intenso en las primeras horas del día, o al comenzar una actividad tras un periodo de reposo. Además se trata de un dolor muy intenso al apoyar la planta del pie en el suelo y durante los primeros pasos.

Pueden llevar a la incapacidad para caminar.

Rotura de fascia plantar

Un signo de fascitis del pie y de rotura de fascia plantar es el dolor en el talón inmediatamente después de levantarse, que desaparece después de un corto período de caminar. Al hacer ejercicio, los afectados también sienten inicialmente episodios dolorosos al principio de la tensión, que disminuyen con el aumento del calentamiento. Hacia el final del entrenamiento, los síntomas regresan. Las carreras y los saltos en particular intensifican el dolor.

El principal síntoma que aparece cuando se padece fascitis es un dolor agudo en la zona del talón. Este suele ser más fuerte cuando damos los primeros pasos del día. Como ya hemos recalcado, este dolor puede llegar a incapacitar de tal forma que sea dificultoso caminar.

Fasciopatía plantar

No en todos los casos que llamamos fascitis plantar hay una inflamación (por lo general el sufijo «itis» se emplea para denominar las inflamaciones). Con lo que erróneamente, por inercia estamos llamando a la fasciopatía plantar fascitis plantar cuando realmente no hay inflamación.

Por cierto, el sufijo «patía» se emplea para procesos dolorosos de los que no se conoce su origen. En este caso un dolor en la planta del pie sin especificar por qué.

Entonces ¿cual es el origen del dolor en estos casos? No siempre se puede saber. Pero existen algunos casos que si sabemos el origen:

Causas de la fascitis plantar

La fascitis plantar es causada principalmente por la sobrecarga de la fascia plantar. Esto puede ocurrir durante el deporte, especialmente al correr o saltar. La fascitis plantar ocurre con particular frecuencia en la cuarta y quinta décadas de vida, lo cual probablemente está relacionado con el desgaste relacionado con la edad. Alrededor del diez por ciento de todos los atletas en las disciplinas de atletismo están afectados por la fascitis plantar. Otros deportes de alto riesgo son el baloncesto, el tenis, el fútbol y el baile. Sin embargo, no hay correlación entre la duración del entrenamiento y la frecuencia de las quejas.

Las causas de la fascitis plantar pueden ser varias:

Si la fascia en la base (tendinitis de inserción) se inflama debido a la tensión excesiva, se pueden presentar quejas. El esfuerzo excesivo puede ser causado, por ejemplo, por un tendón de Aquiles acortado. La bursitis en el área de la fascia plantar también puede causar dolor en esta área.

Las lesiones también pueden ser la causa de la fascitis plantar. Incluso los cambios más pequeños pueden causar lesiones en las fibras de colágeno y, por lo tanto, provocar una inflamación crónica. Los pacientes, por ejemplo, afirman tener los talones pegados al borde de la carretera cuando cruzan la carretera.

Exceso de carga en el pie

El exceso de carga en el pie puede ser provocado por correr largas distancias, correr en terreno irregular, deportes/actividades de saltos (impacto) o el uso de un calzado inadecuado.

Puntos gatillo miofasciales

Los puntos gatillo son zonas de contractura máxima, que en el caso de la fascitis plantar provocan dolor referido en la planta del pie.

Si quieres más información, tenemos un artículo estupendo sobre los puntos gatillo. Pulsa para leerlo.

Imagen de los Puntos Gatillo que producen Fascitis Plantar

Fascitis plantar: exámenes y diagnóstico

Si se sospecha de fascitis plantar, puede consultar a nuestros fisioterapeutas de Clínicas Efisio en Madrid. La fascitis plantar tiene una historia clínica característica (anamnesis), lo que significa que el diagnóstico se puede hacer rápidamente. Las preguntas típicas del fisioterapeuta durante la entrevista de anamnesis podrían ser:

Durante el examen, el paciente suele presentar un dolor de presión localizado bajo el talón en la base de la fascia. Una ruptura resultaría en moretones en la planta del pie con dolor por presión.

Si los síntomas son agudos, es probable que se trate de una distensión o, en raras ocasiones, de una ruptura del tendón plantar. La persona afectada declara que tiene que detener el esfuerzo inmediatamente y que ya no era posible correr debido al dolor, o que el dolor empeoró. A veces una hinchazón o un hematoma también pueden indicar otras lesiones como fracturas, lesiones musculares o un desgarro.

Fascitis plantar: diagnóstico por imágenes

Además de los rayos X, el ultrasonido y la resonancia magnética se utilizan para el diagnóstico por imágenes de la fascitis plantar.

Diagnóstico de la fascitis plantar: radiografías

En las radiografías laterales, alrededor del 50 por ciento de los pacientes con fascitis plantar muestran un espolón en el talón. Sin embargo, este no es un criterio de diagnóstico y se observa en alrededor del 25 por ciento de la población. Para descartar una mala posición de la parte posterior del pie, se toman radiografías del pie en tres planos.

Diagnóstico de la Fasciti Plantar: Ultrasonido

En la fascitis del pie, una fascia plantar engrosada se puede ver en la sección longitudinal en el ultrasonido. En una persona sana, la fascia plantar tiene un grosor de tres a cuatro milímetros, mientras que padeciendo esta lesión las capas fasciales suelen tener un grosor de siete a diez milímetros.

Diagnóstico de la fascitis plantar: imágenes por resonancia magnética

Con la ayuda de la resonancia magnética (RM), se pueden obtener imágenes seccionales exactas del pie. Por lo general, se utiliza un medio de contraste que se inyecta sobre la vena para permitir que el médico realice una mejor evaluación. La resonancia magnética se puede utilizar para determinar la ubicación exacta y el alcance de la inflamación. La resonancia magnética es especialmente útil antes de una operación, para no pasar por alto posibles fracturas, fracturas parciales, anomalías en los tendones y contusiones óseas.

Fascitis y el gemelo

El gemelo puede ser uno de los causantes de la fascitis plantar, aunque no el único como ya hemos visto. El gemelo se divide en dos vientres: externo e interno, y se une a la parte baja de la pierna en el tendón de Aquiles.

Generalmente el vientre interno del gemelo es el que mas dolor irradia a la planta del pie, con lo que en estos casos enfocaremos el tratamiento hacia este vientre.

El tratamiento que seguimos en los casos que el origen de la fasciopatía viene del gemelo es la fibrolisis diacutanea o técnica de los ganchos. En el siguiente video de un compañero, puedes ver como se realiza este tratamiento:

Cambio de calzado

Es frecuente que el cambio de tipo de calzado o utilizar un mal calzado habitualmente como sandalias provoquen la fascitis plantar. Con los años hemos observado una incidencia mayor de esta patología al comienzo del verano, ya que con el buen tiempo, la gente tiende a llevar sandalias y calzado de mala calidad.

Fascitis plantar: Tratamiento

Para la fascitis plantar el tratamiento habitual es la fisioterapia. Existen diversas técnicas de fisioterapia orientadas al tratamiento y rehabilitación de esta lesión.

Estamos hablando de una de las lesiones deportivas más persistentes y frustrantes.

Aunque hay muchos tratamientos conservadores y quirúrgicos disponibles, la fasciopatía de la planta puede fácilmente volverse crónica si no se trata a tiempo

Tratamiento de la fascitis plantar con fisioterapia

La fisioterapia define tratamientos para la fascitis plantar que se enfocan en disminuir esta inflamación que produce incapacidad, permitiendo que el paciente pueda seguir su actividad normal.

Nuestros tratamientos para esta patología suelen comenzar con un diagnóstico del origen de la lesión, ya que como hemos visto puede tener distintos orígenes, y por tanto se plantearán diferentes tratamientos. En esta fase buscaremos los puntos gatillo que generan el dolor en la planta del pie

Los tratamientos más habituales son la terapia manual y punción seca. Puedes saber mas sobre estos tratamientos en el siguiente enlace.

Una de las técnicas más efectivas en el tratamiento de la fascitis plantar es la eletrolisis percutánea terapeútica.

Adicionalmente, para reducir la inflamación y el dolor de la fasciopatía, el tratamiento consiste inicialmente en el alivio o adaptación de los movimientos atléticos. Los métodos y las circunstancias del entrenamiento, por ejemplo, carreras de montaña, superficies de correr hechas de arena o escombros, aumento repentino del entrenamiento, deben ser analizados y cambiados si es necesario.

Ejercicios para la fascitis plantar

Como complemento al tratamiento fisioterápico puedes realizar una serie de ejercicios que te planteamos a continuación.

En cualquier caso, estos ejercicios por si solos no sustituyen al tratamiento que te pueda ofrecer un fisioterapeuta ya que se trata de una lesión compleja y que se puede cronificar si no se trata correctamente.

Ejercicios de estiramiento: Los ejercicios de estiramiento de la fascia plantar son una parte esencial del tratamiento conservador de esta lesión para los músculos de la pantorrilla y la planta del pie.

En un estudio, el 72 por ciento de los pacientes mejoraron los síntomas con ejercicios de estiramiento solamente. Un ejercicio de estiramiento, por ejemplo, es hacer rodar el pie sobre una botella llena de hielo.

La flexión pasiva del pie con una toalla envuelta alrededor del antepié y tirada hacia la cabeza también es un buen ejercicio de estiramiento.

Es mejor repetir los ejercicios de estiramiento unas tres veces al día durante al menos diez minutos.

Plantillas para fascitis plantar

Las plantillas que sostienen y enderezan el arco longitudinal dirigido hacia el centro del cuerpo y alivian la fascia tienen un efecto positivo.

Te recomendamos estás zapataillas ortopédicas para el tratamiento de la fascitis plantar. lAdemás de las zapatillas, las férulas de posicionamiento nocturno en la posición extendida de la articulación superior del tobillo son particularmente útiles en caso de dolor en la planta del pie intenso en la mañana.

Finalmente las ortesis para fascitis plantar pueden ayudar a reducir el dolor y la inflamación, a la vez que permitir una mejor movilidad del paciente.

Duración de la fascitis plantar

La duración de la fascitis plantar depende de lo rápido que comiences el tratamiento y rehabilitación. Siguiendo un tratamiento basado en electrolisis percutanea y terapia manual puedes notar mejoras significativas desde la primera sesión y estar completamente recuperado en apenas unas semanas dependiendo de tu caso. Como ya hemos dicho, se trata de una lesión muy variable y cada paciente progresa de forma diferente.

La mayoría de los pacientes que requieren rehabilitación de esta lesión se curan con éxito con métodos de tratamiento conservadores. Sin embargo, el curso de esta patología puede ser prolongado y puede durar de uno a dos años. Durante este tiempo, un atleta debe limitar severamente su estrés.

Por el contrario, si no se sigue un tratamiento adecuado, la lesión y el dolor de la planta del pie puede volverse crónico.

Fascitis Plantar Crónica

La fasciti plantar puede volverse crónica si no se trata a tiempo. Es conveniente acudir al fisioterapeuta lo antes posible, ya que un dolor que inicialmente era leve puede convertirse en dolor crónico.

Otro problema de no tratar esta patología a tiempo es que altere la forma de caminar de forma involuntaria. Esto puede provocar tensiones y derivar en problemas en otras partes como la rodilla, dolor de espalda e incluso dolor de cabeza.

Con lo que recomendamos el tratamiento de la inflamación del pie en su fase temprana y evitar un tratamiento que puede prolongarse varios meses.

Conclusión: Fisioterapia para la fascititis plantar

Hemos visto que era la fascia y que es la esta patología, así como las causas y síntomas.

Hemos propuesto varios tratamientos y como más destacado el epte para fascitis plantar.

Fascitis Plantar Madrid

En Fisioterapia Portalegre estudiaremos tu caso de fascitis plantar en nuestro centro de Madrid, haremos un diagnóstico y te ofreceremos la terapia más adecuada para abordar tu caso.

No lo dudes, contacta con nosotros y acude a tu fisio para fascitis plantar en Madrid.

Promoción Nuevos Clientes -50%
1 hora de fisioterapia Manual por 18€

Más Información
Cómo Llegar
Contacto
Cita Online
91 005 2363