La rehabilitación postparto es una fase importante para ayudar a recuperar el suelo pélvico de la compresión y distensión a la que se somete el mismo durante el parto. Una buena preparación física puede ayudar en gran medida a minimizar el daño sobre el suelo pélvico o periné.