Dolor en el psoas: Tratamiento con fisioterapia

efisio

El dolor en el psoas, una lesión que se suele pasar por alto, se produce cuando el músculo psoas (un músculo largo de la espalda) se lesiona. Esta afección provoca dolor de espalda. Cualquiera puede padecer el dolor en el psoas, pero los deportistas corren un mayor riesgo. Suele tratarse con fisioterapia.

Clínicas eFISIO te ofrece un tratamiento para el dolor de psoas que te ayudará a superar esta lesión y empezar a vivir tu vida de nuevo. Nuestro equipo de expertos en la espalda está especializado en ayudar a personas como tú a volver a su vida cotidiana.

¿Qué músculo es el psoas?

Musculo psoas
Músculo psoas

El psoas es un músculo muy importante del cuerpo. Es un músculo largo que a menudo se pasa por alto durante las rutinas de estiramiento porque existe principalmente dentro de nuestro abdomen. Es la principal conexión muscular entre la columna vertebral y las piernas.

Los dos músculos del psoas (derecho e izquierdo) se adhieren a la parte delantera de cada uno de los huesos de las vértebras de la parte baja de la espalda. En su extremo superior, estos músculos también se unen a la costilla más baja y conectan con el diafragma (nuestro gran músculo respiratorio) en ese punto. En su extremo inferior, los músculos atraviesan la pelvis y se conectan cerca de la parte superior de los fémures (huesos de la pierna). Son los únicos músculos que se unen a la columna vertebral en un extremo y a la pierna en el otro; otros músculos se unen entre la columna vertebral y la pelvis o entre la pelvis y la pierna.

¿Cómo es el dolor en el psoas?

El dolor en el psoas es una lesión bastante limitante, y a menudo mal diagnosticada, que puede manifestarse como un dolor lumbar refractario (dolor que permanece incluso después del tratamiento) acompañado de otros síntomas.

La afección se produce cuando el músculo psoas -el músculo largo (hasta 40 centimetros) de la espalda- se lesiona.

El músculo psoas está situado en la región lumbar inferior de la columna vertebral y se extiende por la pelvis hasta el fémur.

Este músculo trabaja flexionando la articulación de la cadera y levantando la parte superior de la pierna hacia el cuerpo. Un ejemplo común del movimiento creado a partir de este músculo es caminar.

El dolor en el psoas puede ser causado como efecto de otras afecciones -hernia de disco, artritis, dolor facetario o sacroilíaco- que son mucho más comunes.

Cuando se tratan estas afecciones, a menudo con fisioterapia, el músculo psoas también se estira y fortalece. Esto puede ayudar a tratar el dolor en el psoas sin que se diagnostique.

¿Quién padece el dolor en el psoas?

Cualquiera puede padecer el dolor en el psoas, pero los atletas, los corredores y las personas que realizan ejercicios pliométricos (ejercicios de corta duración y alta energía, como saltar a la cuerda) corren un mayor riesgo de padecerlo, debido a la naturaleza de sus actividades.

¿Qué causa el dolor en el psoas?

El dolor del psoas puede tener muchas causas posibles. Entre ellas, un desequilibrio muscular, una disfunción articular, una lesión o un uso excesivo. Sin embargo, una de las causas más comunes es simplemente la tensión en los músculos y la fascia. Esto puede ser causado por estar sentado durante largos períodos de tiempo, conducir, correr o cualquier otra actividad que requiera usar mucho las piernas.

Afortunadamente, el dolor de psoas suele poder tratarse con fisioterapia. Un terapeuta capacitado puede guiarle a través de estiramientos y ejercicios que pueden ayudar a estirar y fortalecer los músculos y la fascia alrededor del psoas. Esto puede ayudar a aliviar el dolor y mejorar la función. A menudo, es necesaria una combinación de terapia manual y ejercicios específicos para lograr resultados duraderos.

El dolor en el psoas puede no tener una causa identificable. Hay que tener cuidado en las personas inmunodeprimidas (por trasplante, cáncer o causas infecciosas) para asegurarse de que no hay una causa infecciosa o una miositis (debilidad) asociada en el músculo psoas que se presente de forma relacionada.

tratamiento del dolor en el psoas con fisioterapia
tratamiento del dolor en el psoas con fisioterapia

¿Cuáles son los síntomas del dolor en el psoas?

El dolor en el psoas puede causar una variedad de síntomas, entre ellos

Muchos de estos síntomas pueden simular otras afecciones más graves.

La artritis de cadera, los cálculos renales (cálculos ureterales), las hernias, la bursitis femoral, la prostatitis, la salpingitis, el cáncer de colon y la diverticulitis de colon también pueden provocar un fuerte dolor de espalda.

Es importante que consulte a su médico si tiene alguno de los síntomas anteriores.

¿Cómo se diagnostica el síndrome del psoas?

El dolor en el psoas puede ser difícil de diagnosticar, ya que muchos de los síntomas son similares a los de otras afecciones más comunes. Si su médico cree que puede tener el dolor en el psoas, querrá descartar otras causas más graves.

Por lo general, su médico podrá diagnosticar el dolor en el psoas con una combinación de examen físico de la columna vertebral, la cadera y la pierna, confirmado con imágenes radiológicas avanzadas.

Estiramiento del psoas con terapia manual
Estiramiento del psoas con terapia manual

¿Cómo se trata el dolor en el psoas?

Una de las formas más eficaces de tratar el dolor del psoas es la terapia manual. La terapia manual incluye una variedad de técnicas manuales que se utilizan para ayudar a mejorar el rango de movimiento, disminuir la tensión muscular y aliviar el dolor. Algunas de las terapias manuales más utilizadas para tratar el dolor del psoas son el masaje, la movilización y la manipulación.

Adicionalmente el tratamiento del dolor en el psoas se complementan con algunos ejercicios de estiramiento. Estos suelen ser mostrados por un médico o fisioterapeuta en la consulta externa y se realizan en casa.

Estos ejercicios incluirán la manipulación y el estiramiento activo y pasivo de la columna vertebral, las articulaciones de la cadera y los músculos del psoas.

Los ejercicios en casa incluyen estiramientos y ejercicios dinámicos de bajo impacto “en cadena” diseñados para estirar y fortalecer el músculo psoas y permitir que el cuerpo repare la lesión.

Es muy importante que estos se realicen sólo con la orientación de su médico para que no se lesione aún más el psoas u otros músculos. Los tratamientos adicionales pueden incluir el tratamiento manipulativo osteopático, los ultrasonidos y, en raras ocasiones, las inyecciones en el músculo o en las estructuras tendinosas asociadas.

¿Cuál es el pronóstico del dolor en el psoas?

Con el tratamiento y los ejercicios adecuados, las personas que padecen el dolor en el psoas deberían ser capaces de recuperar una gama completa de movimientos y reanudar un nivel muy alto de función física.

Ejercicios de estiramiento del Psoas

Una de las razones por las que es importante mantener la longitud del psoas es que la mayoría de los grandes nervios que salen de nuestra columna lumbar tienen que pasar por este músculo. Se trata de los nervios de nuestros órganos internos, de los órganos pélvicos y de muchos de los principales nervios de nuestras piernas.

Si hay tensión en la zona, estos nervios pueden quedar comprimidos al pasar por los músculos. Por ello, un psoas tenso puede causar síntomas aparentemente no relacionados, como: dolor de espalda, dolor de piernas, dolor de cadera, dolor de vejiga, dolor pélvico y problemas digestivos. También puede contribuir a los síntomas del síndrome premenstrual.

La tensión en el psoas puede estar relacionada con el estrés de lucha o huida en nuestras vidas. Es el estrés que se produce cuando un coche se salta un semáforo en rojo y casi te atropella en el cruce o cuando llegas tarde y apenas alcanzas el autobús o cuando tu jefe te reprende por algo que no estaba bajo tu control.

Los animales suelen descargar la energía estresante de sus cuerpos sacudiéndose. Imagina al pobre perro temblando en la bañera durante los fuegos artificiales de nochevieja. Nosotros también pasamos por situaciones físicamente estresantes a diario, pero no tendemos a temblar.

Toda esa energía tiene que ser alojada en algún lugar y el psoas es un lugar común para mantener esa tensión interna. Mantener un psoas flexible puede ayudarnos a gestionar la tensión interna de forma más eficaz.

El psoas puede acortarse y tensarse por pasar demasiado tiempo sentado. Se acorta si una persona duerme de lado debido a la posición de las piernas. Y puede volverse tenso si se utiliza como músculo estabilizador principal de la columna vertebral.

Por lo general, los músculos de la espalda y el estómago son los responsables de estabilizar la columna vertebral y el tronco. Sin embargo, si estos músculos son débiles o están inhibidos, el psoas puede ayudar a estabilizar la columna porque tiene puntos de unión con todas las vértebras de la columna lumbar.

Así que mantener el psoas largo y flexible es muy importante.

En Conclusión

Si estás luchando con una lesión que te está causando dolor en el músculo psoas y esta lesión te está impidiendo vivir tu vida al máximo y disfrutar de todas las actividades que te gustan.

Clínicas eFISIO ofrece un plan de tratamiento que ha ayudado a muchas personas como tú a superar su lesión de dolor de psoas. Nos especializamos en proporcionar una atención personalizada, por lo que podemos crear un plan de tratamiento que se adapte específicamente a usted.

Ir al fisio por dolor en el psoas

Si necesitar ir al fisio por dolor en el psoas no dudes en acudir a cualquiera de nuestras clínicas de fisioterapia en Madrid.

Visita a nuestros fisioterapeutas especialistas en Madrid en cualquiera de las clínicas eFISIO.

dolor en el psoas Goya

Visita nuestra clínica muy cerca de la calle Goya

dolor en el psoas Barrio Salamanca

Si te encuentas en el Barrio de Salamanca en Madrid, puedes acudir a nuestro centro de fisioterapia en la calle Ruiz Perelló, 3.

dolor en el psoas Manuel Becerra, Guindalera

Ubicado a 2 minutos de la plaza de Manuel Becerra, te ofreceremos el mejor servicio de fisioterapia en la Guindalera.

  • dolor en el psoas Aluche
  • dolor en el psoas Arturo Soria
  • dolor en el psoas Calle Alcalá

dolor en el psoas Ciudad Lineal

En nuestra clínica de fisioterapia en Getafe contamos con los mejores fisioterapeutas.

  • dolor en el psoas Getafe Norte
  • dolor en el psoas Getafe Centro

Los tratamientos de fisioterapia mas avanzados en Carabanchel: Osteopatía, Punción seca, Terapia Manual

  • dolor en el psoas Usera
  • dolor en el psoas Plaza Elíptica
  • dolor en el psoas Avenida de Oporto

Los tratamientos más avanzados de fisioterapia Chamberí: Tratamiento para quitar el dolor, Punción seca, Terapia Manual

  • dolor en el psoas Malasaña
  • dolor en el psoas Argüelles
  • dolor en el psoas Trafalgar
  • dolor en el psoas Arapiles

Prueba las técnicas de fisioterapia más efectivas en el barrio del Pilar: Tratamiento para quitar el dolor y curar de forma natural

  • dolor en el psoas La Vaguada
  • dolor en el psoas Arroyo Fresno
  • dolor en el psoas Peñagrande
  • dolor en el psoas Mirasierra
  • dolor en el psoas La Paz