COVID-19 ¿Vives en alguna zona con restricción de movilidad? No te preocupes, te enviaremos un certificado de movilidad a tu email con el que podrás venir a nuestro establecimiento sanitario sin problemas. Más información

La Osteopatía es un sistema de diagnóstico y tratamiento que proporciona una visión del cuerpo humano como un todo, relacionando estructura con función.

En las clínicas Efisio.es de Madrid y Getafe te ofrecemos esta terapia manual sin recargo de precio en tu bono de fisioterapia.

¿Qué es la osteopatía?

La osteopatía es una disciplina terapéutica de la fisioterapia manual en donde se realizan diversas intervenciones manuales a través del conocimiento anatómico, donde se identifican los problemas tanto de las vísceras del cuerpo como de nuestro sistema osteoarticular.

En pocas palabras, se manipula el cuerpo a través de masajes con el fin de obtener una respuesta interna que nos indique si el cuerpo está funcionando de manera conjunta.

Osteopatia Craneal Madrid
Osteopatia en Madrid

La osteopatía trata de manera manual cualquier disfunción que presente el cuerpo, pues los masajes y las manipulaciones actúan como estímulos para los órganos y vísceras que presenten molestias.

La medicina osteopática se encuentra dentro de las diversas disciplinas fisioterapéuticas y se encarga de las técnicas manuales de la mano con tratamientos no invasivos o dependientes como alternativa para los problemas de salud como dolencias musculares.

Al igual que la fisioterapia tiene como objetivo el no recurrir a medicamentos o métodos farmacológicos a la hora de seguir el tratamiento.

Tratamientos ostepatia en Madrid

Los tratamientos osteopáticos que realizamos en Madrid se encargan primeramente de aliviar las dolencias por medio de la recuperación del equilibrio orgánico general. Sumado a esto, podemos mencionar también la aplicación de la homeostasis, la cual se encarga de mantener el metabolismo estable o la autorregulación de la temperatura corporal, o los niveles del pH.

Seguiremos hablando más a profundidad todo sobre la osteopatía, y conoceremos todas las funciones que hace en nuestro sistema cardiovascular, respiratorio, linfático, nervioso y musculo esquelético.

Tratamientos principales

Hablemos ahora sobre los diferentes tipos de tratamientos que existen según el problema que se presente, donde se trabaja dentro de la osteopatía estructural, donde tenemos las estructuras articulares, óseas y musculares.

En cuanto a la parte visceral, los tratamientos siempre giran en torno hacia los órganos que presenten dolencias tales como el hígado o el estómago, que no funcionen de manera correcta en caso de alguna indigestión o gastritis.

Para la parte craneal, también ayuda mucho en el caso de bebés recién nacidos pues el movilizar los huesos del cráneo ayuda a fomentar el desarrollo de manera más saludable.

Osteopatia Madrid
Osteopatia Madrid

Técnicas osteopáticas

Nuestros osteópatas en Madrid, cuentan con un sinfín de técnicas que se utilizan dependiendo de la edad del paciente, su contextura, estado físico y lo más importante, los síntomas y patologías que presente. Entre todas las técnicas existentes, nos encontramos;

En el caso de las técnicas de manipulación, o también llamadas “Thrust”, es la técnica más antigua y la que más representa la osteopatía. Se basa en aplicar una fuerza intensa, muy breve sobre una articulación, con el objetivo de encontrar una respuesta de dolencia que nos indique de donde proviene el problema.

Una vez que ya sabemos las diferentes técnicas, dependiendo del tejido sobre el cual se vaya a tratar, tenemos diferentes tipologías;

Osteopata Madrid

Conocido como el «terapeuta del dolor de espalda», nuestro osteópata en Madrid puede tratar mucho más que el dolor musculoesquelético.

También puede actuar sobre trastornos del sistema cardiovascular, digestivo, genitourinario, neurológico, otorrinolaringológico y pulmonar. Un amplio campo de acción que hace de la práctica de la osteopatía una opción realmente interesante tanto para el dolor agudo como para el crónico.

Osteopatia espalda
Osteopatia espalda

La osteopatía es una terapia llamada «alternativa». Los osteópatas, después de observar su postura, utilizan la palpación fina para detectar tensiones o desequilibrios que causan dolor o incomodidad, y luego realizan manipulaciones para restaurar el equilibrio. Según ellos, la osteopatía es una terapia integral con sus propios modos de «diagnóstico» y tratamiento. Haría posible tratar una amplia variedad de condiciones.

En la osteopatía, el cuerpo está compuesto de diferentes partes que se relacionan entre sí. Por lo tanto, los trastornos físicos o psicológicos pueden tener resonancias en todo el cuerpo. La mala postura, los antecedentes de trauma, el estrés, etc., no afectan a un solo sistema (musculoesquelético, digestivo, neurológico, vascular, hormonal, etc.), sino a todo el cuerpo. Para tratar cada problema, es por lo tanto necesario restaurar la armonía en el sistema musculoesquelético y en cada uno de los otros sistemas.

En el lenguaje de nuestros osteópatas de Madrid, esta armonía se traduce a menudo en los términos movilidad y motilidad, siendo la motilidad el conjunto de movimientos específicos de un órgano o sistema. Un cuerpo sano tendría una excelente motilidad, no sólo en sus articulaciones, sino en todos los tejidos del cuerpo: huesos, músculos, nervios, ligamentos, tendones, fascias, líquidos, etc.

Una de las características distintivas de la osteopatía es tener en cuenta toda la estructura del cuerpo y todos sus movimientos, ya sean grandes y potentes o fluctuaciones apenas perceptibles.

Principios fundamentales de la osteopatía

Uno de los principales principios de la osteopatía, es el principio integral, algunos problemas de anatomía pueden afectar su correcto funcionamiento.

Globalidad: el cuerpo humano es una unidad funcional compuesta por diferentes partes. Una condición en una parte del cuerpo influye en otras. Esta es la razón por la que el osteópata a veces manipula áreas alejadas de su dolor primario (en el diafragma para aliviar la espalda, por ejemplo).

La estructura gobierna la función, es decir, las diversas funciones del cuerpo interactúan con la estructura del sistema musculoesquelético.
Los principios tercero y cuarto se refieren más bien al aspecto preventivo de la osteopatía: la homeostasis.

El cuerpo tendría la capacidad de regularse a sí mismo y así ser capaz de recuperar una dinámica que elimine el dolor. «Estar sano es enfermarse y levantarse de nuevo», dijo Canguilhem (un médico y filósofo del siglo XIX).

Asociado a una buena vascularización arterial que previene cualquier congestión, el cuerpo tendría todas las tarjetas para tratarse a sí mismo o al menos limitar las dolencias.

Por otro lado tenemos la capacidad que tiene el cuerpo de curarse así mismo, esto en conjunto con las técnicas de manipulación de la medicina osteopática que se encarga de reducir lo más que pueda e incluso eliminar los impedimentos que eviten la auto curación del cuerpo.

Nuestro osteópata en Madrid no sólo está interesado en un síntoma doloroso, sino que considera que el paciente como un todo debe ser evaluado como un todo. Debe descubrir con precisión el origen de las tensiones y bloqueos que limitan la movilidad de los diferentes tejidos.

Por lo tanto, los osteópatas son entrenados en profundidad para adquirir un conocimiento profundo de las estructuras corporales (huesos, articulaciones, órganos, vísceras, músculos, etc.).

Tienen un gran sentido de la observación, así como una extrema finura al tacto que les permite detectar bloqueos leves o movimientos particularmente sutiles.

Aunque el término osteopatía, con el prefijo griego «osteo» que significa «hueso», puede sugerir que el osteópata sólo está interesado en los huesos, esta disciplina también se refiere a los músculos, las vísceras, las aponeurosis….

¿Qué acción tiene la osteopatía en el cuerpo?

Como ya hemos mencionado, la técnica consiste en masajes especiales para estimular el tejido muscular y huesos, pues no siempre el lugar donde se presenta el dolor, es la zona que presenta los síntomas. Se enfoca más que todo en la columna vertebral, cervical o lumbar. Por otro lado también se encarga de trabajar el sistema visceral y el cráneo, pero siempre la consulta más común por muchos pacientes son los dolores vertebrales.

La medicina osteopática normalmente va en conjunto con fármacos, rehabilitación, cirugía o simplemente dieta y ejercicio.

En resumen, la osteopatía se encarga de devolverle el equilibrio al cuerpo.

Nuestros osteopatas en Madrid te curaran el dolor
Nuestros osteopatas en Madrid se encargarán de eliminar tu dolor

Función de la musculatura con la osteopatía

Aquí nos referimos a la energía muscular a través del estiramiento y la contracción muscular. Cuando una persona presenta dificultades para movilizar los brazos correctamente, la osteopatía se encarga de mejorar los movimientos, a través de levantamientos y masajes que, poco a poco reduzcan la dolencia que se presente. El osteópata tendrá el brazo levantado en todo momento.

Una vez hecho esto, el paciente tratará de bajar el brazo mientras el médico realiza cierta fuerza. Dicha fuerza también llamada resistencia, produce la contracción isotónica del musculo del paciente. Este podría ser uno de los ejercicios más comunes en citas de rehabilitación.

Luego de realizar este ejercicio, el paciente se relaja por unos segundos y se repite nuevamente el proceso. La repetición del ejercicio seguida de un tiempo determinado de descanso, ayudan a músculo a su mejoría en cuanto a movimientos.

Este claramente es solo un ejemplo, pues las técnicas de movilización muscular, normalmente se aplican en pacientes que presenten lesiones, dislocaciones, osteoporosis grave, alguna cirugía reciente o fracturas.

Los beneficios de la osteopatía

Entre sus tantos beneficios, podemos colocar como principal su objetivo de mejorar la calidad de vida de los pacientes, pues con cada terapia los pacientes se irán relajando poco a poco hasta desaparecer por completo cualquier molestia o dolor.

Entre los otros beneficios que podemos mencionar dentro de los diferentes tratamientos tenemos;

Tratamientos poco intrusivos; aquellos que ayudan a aliviar los dolores sin la necesidad de recurrir a tratamientos más agresivos. Aquí ayudaremos a mejorar la movilidad del cuerpo, su equilibrio, elasticidad y coordinación. Este tipo de tratamientos, por lo general se utiliza para tratar una gran variedad de trastornos o alteraciones orgánicas.

Aquí podemos mencionar las diversas patologías tales como, Artrosis, dolores articulares, musculares a nivel del cuello, cintura o espalda, problemas de digestión, úlceras, estreñimiento, vértigos y mareos. También trata las lesiones tales como desgarros musculares, esguinces, luxaciones, las cuales normalmente se producen al practicar algún tipo de deporte, esto con ayuda también de la fisioterapia.

Por otro lado, los dolores durante el embarazo, problemas de regurgitación en lactantes, infecciones urinarias que a largo plazo podrían significar problemas más graves que la osteopatía puede prevenir.

Osteopatía en el tratamiento musculoesquelético

La osteopatía es reconocida ante todo por su capacidad para aliviar los trastornos y trastornos del sistema musculoesquelético, de los que el dolor de espalda es una de las principales causas. Según una investigación realizada con 3.000 osteópatas estadounidenses, más de la mitad de sus tratamientos están relacionados con ella.

Ambos son problemas agudos como esguinces, lesiones deportivas; o problemas crónicos como hernias discales, dolor lumbar, dolor articular, dolor perinatal, escoliosis y tendinitis. La fascitis plantar, la espina de Lenoir, los trastornos musculoesqueléticos (TME) causados por posturas de trabajo (p. ej. trabajo prolongado con ordenadores) y el síndrome del túnel carpiano también son tratados por osteópatas.

Según los profesionales, el enfoque también podría intervenir en varios otros sistemas, lo que también le permitiría aliviar o tratar las siguientes afecciones:

Osteopatía en la prevención de lesiones

En los últimos años, el enfoque se ha centrado cada vez más en la prevención, especialmente durante el embarazo. La osteopatía podría tratar algunos problemas funcionales del embarazo, como el dolor articular, el dolor lumbar y los problemas digestivos.

Para facilitar el proceso del parto, el osteópata también puede comprobar la movilidad de la pelvis y del eje vertebral de la mujer embarazada. Un estudio de cohorte publicado en 2003 sostiene que el tratamiento osteopático podría reducir las complicaciones relacionadas con el parto.

También en el contexto de la prevención, también se recomienda que los recién nacidos vean al osteópata para un examen en las semanas siguientes a su nacimiento. Esto ayudará a corregir el trauma causado por el parto, que podría afectar a la movilidad de las uniones de los huesos del cráneo y causar trastornos funcionales posteriores.

Un amplio campo de acción

Aunque la investigación científica aún no lo ha demostrado todo, la osteopatía tiene una amplia gama de intervenciones. Además, las revisiones sistemáticas, los meta-análisis e incluso los ensayos clínicos a menudo evalúan los efectos de la osteopatía y la quiropráctica en conjunto, bajo el término manipulación espinal. Por lo tanto, la evidencia para cada uno de estos enfoques se confunde regularmente.

Contribuyen a aliviar el dolor de espalda, especialmente el dolor en la parte baja de la espalda.

Se han publicado muchos artículos, incluyendo algunas revisiones sistemáticas, sobre el alivio del dolor de espalda, en particular el dolor de espalda baja, mediante el uso de la osteopatía. Una revisión sistemática combinada con un metanálisis de ensayos clínicos aleatorios concluyó que este enfoque reduce el dolor más eficazmente que el tratamiento con placebo. Además, se han reportado varios estudios en los que se ha demostrado que la osteopatía es más efectiva que los tratamientos convencionales.

Además, parece que este efecto sería beneficioso tanto a corto como a medio plazo (los efectos duraron más de tres meses). Finalmente, esta reducción del dolor sería comparable a la obtenida con algunos antiinflamatorios no esteroideos, sin los efectos secundarios asociados con ellos. Por lo tanto, la osteopatía podría ser una alternativa sólida a la medicación para las personas con dolor lumbar agudo, y posiblemente para el dolor crónico.

Aliviar el dolor

Algunos estudios han reportado los efectos positivos de la osteopatía en el alivio del dolor agudo o crónico. Por ejemplo, los resultados de un ensayo clínico aleatorizado en el que participaron 58 pacientes con dolor de cuello durante menos de tres semanas indican que este enfoque podría ser tan eficaz como un analgésico reconocido para tratar el dolor musculoesquelético agudo.

Alivia el dolor con osteopatia en Madrid
Alivia el dolor con osteopatia en Madrid

En otro ejemplo, un estudio clínico evaluó el dolor de cuello crónico en 41 pacientes. Se observó una disminución en la intensidad del dolor en el grupo de osteopatía en comparación con el grupo de placebo después de 10 semanas de tratamiento. Los autores señalan que estos cambios tuvieron un efecto positivo en la calidad de vida de los participantes.
Contribuir a la reducción de ciertos síntomas relacionados con el asma

Según algunos estudios, la osteopatía puede tener efectos beneficiosos en el tratamiento del asma. Los resultados de un ensayo clínico aleatorizado en el que participaron 140 niños de entre 5 y 17 años de edad sugieren que, en comparación con un procedimiento simulado, el tratamiento osteopático ha dado lugar a una mayor mejoría en el flujo espiratorio máximo (la velocidad máxima a la que se puede exhalar aire de los pulmones durante la exhalación forzada). Sin embargo, la falta de estudios rigurosos no permite, por el momento, concluir sobre la efectividad de la osteopatía o de cualquier otro tratamiento manual en el tratamiento del asma.
Recuperar la movilidad después de la cirugía

Las cicatrices quirúrgicas a veces pueden crear adherencias que causan dolor que el osteópata podría aliviar.

Las pacientes operadas por cáncer de mama (mediante tumorectomía o mastectomía) recuperarían la movilidad en el hombro tras una manipulación osteopática.

Aliviar la esfera cefálica

La osteopatía parece ser capaz de aliviar algunos dolores de cabeza debido a los bloqueos en el cuello y la rigidez de la fascia del cráneo. Estos desórdenes prevendrían una buena vascularización que causaría estas condiciones. Los resultados también parecen estar presentes en algunos casos de vértigo y tinnitus (excluyendo tumores y trastornos orgánicos).

La esfera intestinal

Parece que la osteopatía también puede actuar en caso de trastornos funcionales del intestino como el síndrome del intestino irritable, el estreñimiento, la distensión….

La esfera pélvica

Algunas afecciones ginecológicas benignas, como los períodos dolorosos, también pueden aliviarse.

Aclaración: en ningún caso la osteopatía puede reivindicar y curar enfermedades degenerativas (cáncer, SIDA, esclerosis múltiple, etc.), genéticas (fibrosis quística, miopatía congénita, etc.) o infecciosas (tuberculosis, tétanos, etc.).

Las manipulaciones osteopáticas

Las manipulaciones funcionales permiten al terapeuta, con la ayuda del sujeto, movilizar tejidos (músculos, articulaciones, fluidos, membranas, etc.) e inducir un estado de relajación suficiente para permitir la autocorrección de una lesión (término para explicar una pérdida de movilidad/movilidad). Se podría decir que estas manipulaciones «acompañan» a la lesión.

Las manipulaciones estructurales requieren la aplicación de un cierto impulso a una estructura, esta vez para «oponerse» a la lesión (para recuperar la movilidad). A veces desagradables, pero no dolorosas, pueden causar un sonido crepitante (sin garantía de éxito de la manipulación).

Las manipulaciones viscerales tienen por objeto restablecer la máxima movilidad de las vísceras (intestino, hígado, bazo, pulmón, etc.). Éstos estarían relacionados con ciertos síntomas de trastornos funcionales.

Las manipulaciones craneales son muy sutiles y pueden parecer una simple imposición de manos. En realidad, se trata de movimientos muy ligeros que restablecerían la delicada movilidad de los huesos del cráneo y afectarían al movimiento respiratorio primario. Estas manipulaciones fueron concebidas a principios del siglo XX por el osteópata americano William G. Sutherland. Inspirado por esto, el Dr. John E. Upledger desarrolló una técnica especializada en la década de 1970 llamada terapia craneosacral. Se adhiere exclusivamente al líquido cefalorraquídeo y a las membranas que rodean y protegen el cerebro y la médula espinal.

Cabe mencionar también la existencia de la osteopatía acuática, que utiliza manipulaciones tradicionales, pero que se practica en una piscina climatizada. Favorecen una mayor relajación, una mejor receptividad del cuerpo (que se apoya en pequeños flotadores) y facilitan el acceso a los recuerdos emocionales.

La osteopatía se practica ahora también en animales (tanto de granja como domésticos), un médico veterinario puede tener una especialidad en osteopatía veterinaria.

¿Quiénes pueden recurrir al osteópata?

Ya hemos mencionado los tipos de problemas de los cuales se encarga, problemas que se ven mayormente en deportistas o personas mayores, pero la verdad es que está dedicado a todo público, pues los niños también pueden ser tratados en caso de que presenten algunos de estos problemas:

Este tipo de patologías ocurren a todo tipo de personas, por lo que cualquiera puede recurrir a nuestros osteópatas en Carabanchel o Getafe sin importar edad, salud o condición física.

Esto gracias a que, partiendo de un concepto más holístico, el cual se define el cuerpo humano como un todo, su uso se recomienda para toda una gran variedad de alteraciones orgánicas, dolencias y trastornos.

Así como mencionamos anteriormente lo que trata la osteopatía en el caso de niños e infantes, ahora hablemos de que trata en el caso de adultos;

¿Cuándo puedo visitar al Osteópata?

Antes de recurrir a nuestro médico osteópata en Getafe o Madrid, debemos de conocer muy bien la patología que estamos presentando y asegurarnos de que, con la osteopatía se puede solucionar.

Por otro lado, debemos tener en cuenta que los tratamientos de la osteopatía no son algo que se adapte a todo público o, para ser más exactos, no curarían cualquier patología.

Es por ello que, si presentamos problemas osteomusculares, primeramente debemos acudir con un traumatólogo que nos revise y nos valore. Para esto siempre se realizan ciertas pruebas que complementan el diagnóstico.

Una vez tengamos nuestro diagnóstico, se nos indicarán las opciones a las cuales podemos recurrir. En caso de presentar problemas osteomusculares, se nos indicarán rehabilitaciones tanto con osteopatía o bien, fisioterapia. El escoger una de ambas ya queda a elección del paciente.

Como es una sesión de osteopatía en nuestros centros de Madrid

La osteopatía se adapta a cada paciente. Para determinar el tipo de dolor, su localización y frecuencia, el osteópata realiza una anamnesis haciéndole preguntas.

Luego pasa a una observación en ropa interior para entender su postura. Mediante pruebas de movilidad/movilidad, localiza las zonas de «lesiones» y mediante palpación determina la calidad de los tejidos (calor, piel indurada….).

Una vez que se ha determinado el origen del dolor, pasa al tratamiento. Los tratamientos no serán los mismos para un niño o un atleta, una persona ansiosa o una persona herida, etc.

Una sesión osteopática suele durar de 45 a 60 minutos. Según sea el caso, el sujeto permanece vestido o en ropa interior. Puede recostarse (espalda, vientre, costado), sentarse o pararse, a veces en posturas inusuales. Puede sentir que está «retorcido en todas las direcciones» o, por el contrario, que apenas siente los lentos y pequeños movimientos de amplitud del practicante.

En promedio, un tratamiento puede requerir varias sesiones (de 2 a 3) con intervalos de 1 a 3 semanas. A veces, una sola consulta es suficiente y a veces más. Después de la consulta, no es raro sentir dolores y molestias. Dependiendo de su razón, el osteópata puede dar ejercicios para continuar en casa.

Precio Osteopatía en Madrid

Siguiendo con nuestro compromiso de ofrecer los mejores tratamientos a un precio bajo, el precio de la sesión de osteopatía en nuestras clínicas de Madrid está incluido en tu bono de fisioterapia sin ningún recargo.

Consulta nuestras tarifas

También como alternativa puedes contratar un seguro que te reembolse el precio de las sesiones de fisioterapia y osteopatía.

Cada vez son más las mutuas de seguros que reembolsan las consultas osteopáticas (esta última no está cubierta por la Seguridad Social).

Contraindicaciones de la osteopatía

Aunque la osteopatía tiene un amplio campo de acción, existen sin embargo contraindicaciones para el tratamiento osteopático. La siguiente lista no es exhaustiva.
Contraindicaciones totales: frente a cualquier proceso infeccioso, frente a la fiebre, si hay un brote inflamatorio, una inflamación, frente a cualquier proceso tumoral benigno o maligno, frente a una enfermedad neurológica (como el síndrome de la cola de caballo, por ejemplo).
Contraindicaciones relativas: hernias inguinales o crurales, hernias discales, crisis de migraña….

¿Qué tan eficaz es la osteopatía?

Se sabe con certeza, que la osteopatía funciona excelente para los tratamientos de dolor de cuello, espalda baja, hombros o para la recuperación luego de operaciones tanto de cadera o rodillas.

Pero, aún no tenemos una evidencia realmente efectiva que nos asegure que la osteopatía nos sirva para tratar otro tipo de patologías que no estén relacionadas al sistema musculo esquelético.

Algunos afirman que la osteopatía ayuda a combatir el asma, cólicos en el caso de bebés, menstruaciones muy dolorosas y hasta la escoliosis, pues al producir ese efecto placebo muchas personas se sienten bien después de un tratamiento osteopático, pero hasta los momentos no está del todo afirmado si el tratamiento es realmente efectivo.

Conseguir un buen osteópata en Madrid

En Madrid hay posibilidades de encontrarnos con un osteópata profesional, pues recurren a la osteopatía como tratamiento, además de que la calidad es indiscutible pues en Madrid encontramos los mejores osteópatas en las clínicas de Fisioterapia Efisio.es Madrid y Getafe .

El acudir a un osteópata de manera regular se puede convertir en todo un beneficio para quienes tengan las ganas. La manipulación y movilización por parte de un osteópata profesional en Madrid, nos garantiza un conocimiento máximo del organismo y de las técnicas requeridas para cada articulación afectada, de manera que, las libera de cualquier tensión o molestia y las ayuda a adaptarse a nuevas situaciones que cada dolencia produce en el sistema muscular, una especial para cada caso en concreto.

Clasificación

Se ha confeccionado una clasificación que incluye todas las especialidades de la osteopatía para poder explicarlo mejor. Ya que, la osteopatía se encarga de trabajar los diferentes tejidos del organismo, en nuestros centros de Madrid tendremos a los mejores médicos capacitados para tratar cualquier tipo de problema.

Aquí mencionamos los tipos de problemas que la osteopatía combate y que nos puede recomendar el médico en los diferentes casos.

La experiencia de los osteópatas madrileños han demostrado tras un buen diagnóstico de sus pacientes, tomando en cuenta todos los planos visibles de la enfermedad, los médicos se proponen siempre ha darle solución a todos aquellos problemas de salud que se encuentran relacionados con las disfunciones de los tejidos.

Aquí también podemos mencionar la experiencia de los médicos, pues según el nivel de formación que tengan se puede ver a simple vista en cuanto al procedimiento de tratamientos.

Confianza segura

Cuando nos tratamos con un profesional en osteopatía, estamos bajo muy buenas manos, pues las dolencias se irán casi de inmediato tras la primera sesión. Pues los osteópatas madrileños siempre tienen como objetivo mejorar todo tipo de dolor, lesión, y cualquier otro tipo de síntomas.

Dicha confianza se basa en los principios básicos de la osteopatía, los cuales son:

Una vez que se cumplen con todos los principios, está más que asegurado el éxito del trabajo.

Filosofía osteopática

Se dice que, la osteopatía se basa en la perfección de la obra de la Naturaleza, es decir, se encarga de que todas las partes del cuerpo humano se encuentren en orden, hablando principalmente de la Salud. Si todo esto no está en orden, indica que tenemos una enfermedad. El intentar reajustar el cuerpo, hace que dicha enfermedad desaparezca y el cuerpo retome la salud. La idea es detectar de donde proviene el desajuste, solucionarlo, y dejar al cuerpo hacer su trabajo interfiriendo en lo mínimo.

Partiendo de este concepto, podemos mencionar los principios filosóficos que presenta la osteopatía;

¿Cómo se si debo ir al osteópata?

A veces nuestros hábitos cotidianos suelen ser la razón de que podamos padecer problemas de mala postura, contracturas o dolores musculares bastante fuertes que también pueden aparecen debido a una mala noche.

También cuando estamos en el trabajo, el estar mucho tiempo sentados llevando la misma postura durante horas o ya sea que estemos de pie, nos cansamos mucho.

Nuestro cuerpo sufre de malas posturas, cosa que con el tiempo puede llegar a causar dolores de cabeza y de espalda, mareos, fatiga, todo producto de pasar demasiadas horas o días en las mismas posiciones.

En esos casos siempre acudimos al médico, ya sea a un fisioterapeuta o un osteópata directamente, que nos haga una revisión y luego un tratamiento ya sea de masajes o ejercicios.

¿Es seguro una visita al osteópata?

Muchas personas se preguntan lo mismo gracias a que no es un estudio oficial en España, pero si es cierto que existen muchos osteópatas profesionales y muchos fisioterapeutas que se especializan en esta rama especialmente.

Pero, si aún hay ciertas dudas, es importante tomar en cuenta;

¿Qué le ocurrirá a mi cuerpo si voy con un osteópata?

Gracias a esta práctica, nuestro cuerpo conseguirá resultados inmediatos si somos constantes. Si es cierto que, tras la primera sesión, el cuerpo podría quedar tenso o un poco resentido, pero de allí en más las terapias y masajes, nos ayudarán a eliminar cualquier dolencia física que presentemos a nivel muscular.

Nos ayudará a conseguir una sensación de relajación luego de armonizar todo nuestro cuerpo y músculos, nos ayudará a tener una mejor movilización de todo el cuerpo, mejorando la elasticidad y el equilibrio.

Mejoraremos las funciones orgánicas gracias a la manipulación del sistema músculo-esquelético, así como también nuestra salud y sistema natural de defensas el cual se fortalece gracias a las diferentes técnicas aplicadas.

Terapias Osteopatía

Las terapias, rehabilitaciones, por lo general constan de tres sesiones. Dependiendo de la patología que se presente, el tratamiento será menor o mayor. El objetivo no es solo una mejoría inmediata, sino también estabilizar la sintomatología.

Para seguir un buen tratamiento, es necesario respetar los ejercicios, la dosis y el tiempo determinado que nos indique el médico profesional.

Es muy importante seguir paso a paso todas las recomendaciones, en especial el tiempo de duración ya que la biología de cada organismo necesita cierto tiempo para asimilar e integrar los cambios del tratamiento para su auto curación. Muchos pacientes, pueden llegar a sentir mejorías desde el primer día de terapia durante las primeras 48 horas.

El hecho de tener mejorías de manera inmediata, hace que algunos pacientes decidan no acudir más a los tratamientos sin percatarse de que el cuerpo necesita acostumbrarse al tratamiento para así evitar futuras dolencias. Por ello es fundamental finalizar cada terapia.

Algunos casos no presentan mejoría tan prontamente, debido a que sus patologías probablemente sean más fuertes. En el caso de quienes sufran de problemas como la fatiga, cefaleas, algunos experimentan pequeñas crisis curativas al principio.

Cabe destacar que, si el paciente presenta problemas de sensibilización de su sistema nervioso central, el tratamiento se basará en técnicas neurosensoriales a nivel central las cuales nos permitirán interactuar con el cerebro y la médula espinal.

Para recuperar al paciente de esta patología al máximo, lo recomendable es devolverle al sistema nervioso su estado neurológico habitual. Esto nos permitirá recuperar tanto los recursos metabólicos y neurofisiológicos, neurosensoriales, neurohormonales, neuropsicológicos, neurovisceral y neuroinmunologico.

Opinión del especialista

La osteopatía y la terapia manual es cada vez más común en la vida de los pacientes. Le aconsejo que consulte al menos una vez al año para prevenir cualquier posible dolor. Si tienes una actividad deportiva intensiva o si ejercitas una profesión física, puede ser interesante venir al menos dos veces al año.

Lo más importante a destacar de nuestro osteópata en Madrid es ver que continúe mejorando cada día y tras cada sesión. La primera cualidad de un osteópata debe ser escuchar. Debe estar atento a tu dolor y adaptarse a tu condición. Su palpación debe ser fina y suave.

Para nosotros es importante escuchar al paciente y tener un toque fino y preciso. Estamos disponibles en las clínicas de Fisioterapia Efisio.es de Madrid y Getafe. Contacta con nosotros cuando quieras.