DESCUBRE los 3 tratamientos del Linfedema con Fisioterapia más efectivos

efisio

El linfedema es la hinchazón de los brazos o las piernas debida a una interrupción del flujo de líquido linfático a través del sistema linfático.

La fisioterapia puede ser una parte vital en su tratamiento ofreciendo tratamientos naturales como el drenaje linfático manual.

Esta interrupción hace que el líquido se acumule bajo la piel. La causa más común del linfedema es la extirpación de los ganglios linfáticos.

También puede ser causado por una obstrucción que bloquea el movimiento del líquido linfático.

Aproximadamente una de cada cinco mujeres que padecen o superan un cáncer de mama y a las que se les han extirpado los ganglios linfáticos de la axila durante el tratamiento del cáncer de mama desarrollará un linfedema.

El linfedema suele aparecer entre tres meses y 20 años después del tratamiento del cáncer.

Identificar y tratar el linfedema en una fase temprana ayuda a garantizar unos resultados más rápidos y mejores.

Aun así, el tratamiento de fisioterapia realizado más tarde, durante las fases crónicas de la enfermedad, puede ayudar.

Nuestros fisioterapeutas trabajan estrechamente con usted y con otros miembros de su equipo de atención médica para ayudar a controlar la hinchazón causada por el linfedema y a cumplir sus objetivos para volver a sus actividades.

Puedes ponerte en contacto directamente con alguna de nuestras clínica de fisioterapia en Madrid y Getafe para que te evaluemos.

Linfedema

Consulte con nuestro fisioterapeuta inmediatamente si tiene hinchazón en una de sus extremidades y:

¿Qué es el linfedema?

El sistema linfático recoge el líquido linfático (exceso de líquido, proteínas y otras sustancias) de los tejidos del cuerpo y lo devuelve al torrente sanguíneo. El líquido linfático se mueve lentamente a través de los vasos linfáticos y pasa por los ganglios linfáticos mientras regresa al torrente sanguíneo. La inflamación se produce cuando el drenaje normal del líquido se interrumpe y el líquido linfático se acumula en los tejidos corporales. Esto puede deberse a una obstrucción o a la extirpación quirúrgica de los ganglios linfáticos. Esto hace que se acumulen grandes cantidades de líquido linfático en el tejido.

El linfedema puede ser una enfermedad hereditaria. Sin embargo, en la mayoría de los casos se debe a la obstrucción de los vasos linfáticos causada por una infección, un cáncer o un tejido cicatricial debido a la radioterapia o a la extirpación quirúrgica de los ganglios linfáticos.

El riesgo de sufrir un linfedema es mayor si

¿Qué tipo de linfedemas existen?

Primario. Es aquel que se produce sin causa aparente. Puede producirse porque las vías linfáticas no funcionan con normalidad o porque el número de ganglios sea menor. Estas causas suelen ser congénitas.
Secundario. Es aquel que se produce tras operaciones quirúrgicas, irradiaciones o infecciones, es decir, la causa está definida.

El linfedema primario puede aparecer en cualquier momento, aunque tiene su origen en una mutación genética presente en el nacimiento. El daño a los ganglios linfáticos o al sistema linfático debido al tratamiento del cáncer es la causa típica del linfedema secundario, el tipo más común.

Linfedema primario

Este tipo de linfedema, también llamado linfedema hereditario, se desarrolla a partir de mutaciones genéticas presentes en el nacimiento. Los tipos de linfedema primario incluyen:

El linfedema primario puede aparecer en cualquier momento, aunque tiene su origen en una mutación genética presente en el nacimiento. El daño a los ganglios linfáticos o al sistema linfático debido al tratamiento del cáncer es la causa típica del linfedema secundario, el tipo más común.

Linfedema secundario

El linfedema secundario puede desarrollarse a cualquier edad tras un daño o traumatismo en el sistema linfático. La afección puede producirse poco después del traumatismo o incluso muchos años después. Suele aparecer en los brazos o las piernas, pero puede extenderse a otras zonas del cuerpo, como el cuello, las axilas o la ingle.

Causas del linfedema

Es muy frecuente que el linfedema se presente en personas en las que tras sufrir un tumor han recibido un tratamiento en el que se afecta a los ganglios, tales como:

Por otro lado, otras causa no relacionadas con un tumor pueden ser:

Signos y síntomas

Con el linfedema, puede tener:

Si tiene fiebre y escalofríos, y su extremidad con linfedema está roja, hinchada o dolorida y se siente caliente al tacto, puede tener una infección. Póngase en contacto con su médico.

¿Cómo se diagnostica?

Nuestro fisioterapeuta de Clínicas eFISIO Madrid revisará su historial médico y sus medicamentos y le hará una exploración física completa. También recopilará la siguiente información

Síntomas del linfedema

El linfedema puede afectar a varias zonas del cuerpo, normalmente aparece en las extremidades (brazos o piernas), aunque también pueden aparecer en cara o abdomen.

Sus principales síntomas son:

Evolución del linfedema

Las fases del linfedema se diferencian en base a la textura de éste.

  1. Fase líquida: en esta fase el linfedema tiene una consistencia blanda. Mejora si se deja descansar el brazo después de elevarlo durante un tiempo.
  2. Fase fibrótica: en esta fase el linfedema presenta zonas endurecidas. No mejora con la elevación periódica del brazo.
  3. Fase grasa: el linfedema presenta una consistencia dura. Tampoco mejora con la elevación del brazo. Pueden observarse cambios visibles en la piel.

Tratamiento natural del linfedema

En los casos en los que aparezca el linfedema, el tratamiento recomendado es el drenaje linfático manual. Este debe ser realizado de forma periódica hasta la remisión del linfedema y continuarse durante el tiempo necesario para que no se vuelva a formar otro.

la terapia descongestiva completa es el tratamiento más eficaz para el linfedema, ya que reduce los síntomas del linfedema y mejora la funcionalidad, la movilidad y la calidad de vida de los pacientes.

Para el mejor tratamiento del Linfedema es una combinación de cuatro métodos (drenaje linfático manual, ejercicios de rehabilitación del linfedema, terapia de compresión y cuidado de la piel). Puede lograr una reducción del 45-70% del volumen del linfedema.

Los componentes para este drenaje incluyen:

Ejercicios ligeros especiales diseñados para fomentar el flujo del líquido linfático fuera de la extremidad afectada.

Por supuesto, siempre realizado por fisioterapeutas formados en estas técnicas. Para más información contacte con las clínicas eFISIO en Madrid.

Hay 2 tipos de drenaje para el linfedema

El drenaje linfático manual (DLM) y el drenaje linfático simple (DLS).

El DLM sólo debe realizarlo un terapeuta de drenaje linfático formado. Se trata de un tratamiento breve.

El DLS es algo que se puede enseñar a hacer uno mismo. Puede continuar con él a largo plazo.

No debe recibir otros tipos de masaje en la zona afectada.

Drenaje linfático manual (DLM)

Existen varias técnicas de DLM. Todas son similares, pero utilizan diferentes movimientos de masaje. Su terapeuta puede informarle sobre el método que utiliza y lo que implica. Las técnicas de respiración son también una parte importante del DLM (tenemos información al respecto más abajo).

Normalmente, el drenaje linfático manual se realiza junto con prendas de compresión o vendajes para mantener baja la hinchazón.

Pero el drenaje puede ser especialmente útil en las zonas en las que es difícil utilizar la terapia de compresión.

¿Cuantas veces se realiza el drenaje linfático manual?

Al principio, se suele practicar el DLM a diario, y luego se reduce a 2 ó 3 veces por semana. La duración del tratamiento puede variar y a veces se combina con otros tratamientos. Antes y después de la DLM, el terapeuta hará algunos ejercicios de respiración con usted.

Por lo general, se acostará. Es posible que tenga que quitarse algo de ropa. El terapeuta comenzará tratando los ganglios linfáticos no afectados. Utilizará algo de presión y movimientos lentos y regulares. Es posible que el terapeuta le pida que haga algunos movimientos sencillos durante el tratamiento para ayudar a que la linfa drene.

Para ayudar a mantener la inflamación entre los tratamientos, el terapeuta le enseñará a realizar una versión sencilla de la DLM en casa. Es un tipo de automasaje llamado drenaje linfático simple (DLS).

No podrá realizarse el DLM si tiene una infección (celulitis) en la zona inflamada. Tampoco se puede realizar si se padecen ciertas afecciones médicas, como problemas cardíacos.

Drenaje linfático simple (DLS)

El especialista en linfedema puede sugerir el drenaje linfático simple (DLS) como parte del tratamiento del linfedema. Se trata de una versión simplificada del drenaje linfático manual (DLM).

Es importante que aprendas estas técnicas de un especialista en linfedema antes de empezar. Te enseñarán a masajear la zona en la que no tienes linfedema. Esto ayuda a crear un espacio para que el líquido drene desde la zona inflamada. Por lo general, no se masajea la zona inflamada. También pueden enseñar a un amigo o familiar a hacerlo.

¿Cómo se hace el drenaje linfático manual simple?

Tu especialista en linfedema te explicará cómo hacer el masaje y te mostrará la cantidad correcta de presión que debes utilizar. Esto dependerá de tu propia situación.

El objetivo de este masaje es mejorar el flujo de líquido linfático en los vasos linfáticos sanos. Una vez que los vasos se hayan despejado, el exceso de líquido de la zona inflamada podrá drenarse más fácilmente.

Lo mejor es elegir un momento y un lugar en el que se pueda realizar el SLD de forma relajada. Puede ser un lugar donde nada le interrumpa ni le distraiga.

Asegúrate de tener todo lo que necesitas antes de empezar y ponte en una posición cómoda. Recuerda hacer primero los ejercicios de respiración profunda.

Para el masaje no se utilizan aceites ni cremas. Utiliza la mano para mover suavemente la piel en una dirección determinada. Mueve siempre la piel en la dirección que se aleja de la hinchazón. Puedes utilizar un poco de polvos de talco si tu piel está pegajosa y tu mano no se mueve libremente. Si la piel se enrojece al terminar, el movimiento es excesivo.

Masajeadores manuales

Los masajeadores manuales pueden ser útiles para las personas que tienen menos movimiento en las manos. Debes hablar con tu especialista en linfedema antes de comprar uno. A algunas personas les resulta útil utilizar un cepillo de cerdas suaves para bebés como masajeador.

Ejercicios de respiración profunda

Antes y después del masaje MLD y SLD, los ejercicios de respiración pueden ayudar al drenaje linfático. Realice el siguiente ejercicio sencillo:

Siéntese erguido en una silla cómoda o túmbese en la cama con las rodillas ligeramente dobladas.

Apoye las manos en las costillas.

Respire lenta y profundamente para relajarse.

Al inspirar, desplace el aire hacia su barriga (abdomen). Sentirá que su barriga se eleva bajo sus manos.

Exhale lentamente suspirando el aire. Mientras espira, deje que su abdomen se relaje de nuevo hacia dentro.

Haz el ejercicio de respiración profunda cinco veces.

Descansa un poco antes de levantarte, para evitar que te sientas mareado.

¿Cómo puede ayudar nuestro fisioterapeuta?

Nuestro fisioterapeuta será un miembro importante de su equipo sanitario. Trabajará estrechamente con usted para diseñar un programa de tratamiento que le ayude a controlar la inflamación y a cumplir sus objetivos para volver a sus actividades.

En las primeras fases del linfedema, cuando la hinchazón es leve, a menudo se puede controlar mediante técnicas que fomentan el flujo linfático, como por ejemplo

Para una hinchazón más severa, nuestro fisioterapeuta puede utilizar un plan de tratamiento llamado terapia descongestiva completa para ayudar a mejorar el flujo del líquido linfático. Esto incluye:

Los 3 tratamientos mas efectivos para el linfedema

Además nuestro fisioterapeuta le recomendará un un programa de ejercicios personalizado, así como información sobre la higiene de la piel y las uñas para reducir el riesgo de infección

El fisioterapeuta controlará cuidadosamente el tamaño de la extremidad afectada a lo largo de las sesiones de tratamiento. Una vez que el tamaño de su extremidad haya disminuido hasta las medidas deseadas, nuestro fisioterapeuta le ayudará a empezar a hacerse cargo de su propio cuidado y voluntad:

¿Se puede prevenir esta lesión?

Algunos factores de riesgo de linfedema, como el tratamiento del cáncer, no pueden evitarse. Si te han extirpado los ganglios linfáticos, o has recibido radiación o ciertas quimioterapias, pero no tienes linfedema, todavía puedes estar en riesgo de desarrollarlo. nuestro fisioterapeuta le ayudará a identificar los factores que pueden aumentar su riesgo de linfedema. Le proporcionará sugerencias para controlar estos riesgos de manera que pueda reducir la probabilidad de desarrollarlo.

Nuestro fisioterapeuta en Madrid realizará las siguientes acciones:

Un mal drenaje del sistema linfático podría hacer más probable la infección de su brazo o pierna. Incluso una pequeña infección podría provocar un linfedema grave. Puedes ayudar a prevenir la aparición de infecciones evitando cortes y abrasiones, quemaduras, pinchazos y picaduras de insectos en tu extremidad afectada.

Ir al fisio por DESCUBRE Los 3 Tratamientos Del Linfedema Con Fisioterapia Más Efectivos

Si necesitar ir al fisio por DESCUBRE Los 3 Tratamientos Del Linfedema Con Fisioterapia Más Efectivos no dudes en acudir a cualquiera de nuestras clínicas de fisioterapia en Madrid.

Visita a nuestros fisioterapeutas especialistas en Madrid en cualquiera de las clínicas eFISIO.

DESCUBRE Los 3 Tratamientos Del Linfedema Con Fisioterapia Más Efectivos Goya

Visita nuestra clínica muy cerca de la calle Goya

DESCUBRE Los 3 Tratamientos Del Linfedema Con Fisioterapia Más Efectivos Barrio Salamanca

Si te encuentas en el Barrio de Salamanca en Madrid, puedes acudir a nuestro centro de fisioterapia en la calle Ruiz Perelló, 3.

DESCUBRE Los 3 Tratamientos Del Linfedema Con Fisioterapia Más Efectivos Manuel Becerra, Guindalera

Ubicado a 2 minutos de la plaza de Manuel Becerra, te ofreceremos el mejor servicio de fisioterapia en la Guindalera.

  • DESCUBRE Los 3 Tratamientos Del Linfedema Con Fisioterapia Más Efectivos Aluche
  • DESCUBRE Los 3 Tratamientos Del Linfedema Con Fisioterapia Más Efectivos Arturo Soria
  • DESCUBRE Los 3 Tratamientos Del Linfedema Con Fisioterapia Más Efectivos Calle Alcalá

DESCUBRE Los 3 Tratamientos Del Linfedema Con Fisioterapia Más Efectivos Ciudad Lineal

En nuestra clínica de fisioterapia en Getafe contamos con los mejores fisioterapeutas.

  • DESCUBRE Los 3 Tratamientos Del Linfedema Con Fisioterapia Más Efectivos Getafe Norte
  • DESCUBRE Los 3 Tratamientos Del Linfedema Con Fisioterapia Más Efectivos Getafe Centro

Los tratamientos de fisioterapia mas avanzados en Carabanchel: Osteopatía, Punción seca, Terapia Manual

  • DESCUBRE Los 3 Tratamientos Del Linfedema Con Fisioterapia Más Efectivos Usera
  • DESCUBRE Los 3 Tratamientos Del Linfedema Con Fisioterapia Más Efectivos Plaza Elíptica
  • DESCUBRE Los 3 Tratamientos Del Linfedema Con Fisioterapia Más Efectivos Avenida de Oporto

Los tratamientos más avanzados de fisioterapia Chamberí: Tratamiento para quitar el dolor, Punción seca, Terapia Manual

  • DESCUBRE Los 3 Tratamientos Del Linfedema Con Fisioterapia Más Efectivos Malasaña
  • DESCUBRE Los 3 Tratamientos Del Linfedema Con Fisioterapia Más Efectivos Argüelles
  • DESCUBRE Los 3 Tratamientos Del Linfedema Con Fisioterapia Más Efectivos Trafalgar
  • DESCUBRE Los 3 Tratamientos Del Linfedema Con Fisioterapia Más Efectivos Arapiles

Prueba las técnicas de fisioterapia más efectivas en el barrio del Pilar: Tratamiento para quitar el dolor y curar de forma natural

  • DESCUBRE Los 3 Tratamientos Del Linfedema Con Fisioterapia Más Efectivos La Vaguada
  • DESCUBRE Los 3 Tratamientos Del Linfedema Con Fisioterapia Más Efectivos Arroyo Fresno
  • DESCUBRE Los 3 Tratamientos Del Linfedema Con Fisioterapia Más Efectivos Peñagrande
  • DESCUBRE Los 3 Tratamientos Del Linfedema Con Fisioterapia Más Efectivos Mirasierra
  • DESCUBRE Los 3 Tratamientos Del Linfedema Con Fisioterapia Más Efectivos La Paz