Cómo Llegar
Contacto
Cita Online
910052363
Alerta sobre COVID-19 ¬ŅVives en alguna zona con restricci√≥n de movilidad? No te preocupes, te enviaremos un certificado de movilidad a tu email con el que podr√°s venir a nuestro establecimiento sanitario sin problemas. M√°s informaci√≥n
Clínica Madrid

Calle Portalegre, 77
28025 Carabanchel, Madrid

Horario L-V: 10-22, S: 9-14

Clínica Getafe

C/Capit√°n Carlos Haya, 1
28901 Getafe

Horario L-V: 10-20

Cita Online Pedir Cita Online Fisioterapia
Contacto 910607015
644228351
hola@efisio.es

La epicondilalgia medial, epitrocleitis o codo de golfista, es una patolog√≠a caracterizada por dolor en la zona medial del codo (epitr√≥clea), en la zona donde se insertan los m√ļsculos flexores de mu√Īeca y dedos, y pronadores del antebrazo. Al igual que la epicondilalgia lateral, la epicondilalgia medial se produce por una tensi√≥n mantenida o sobreesfuerzos repetitivos que afectan a la masa tendinosa epitroclear. Aunque, en ocasiones, puede aparecer como consecuencia de un traumatismo directo.¬† codo-de-golfista-epitrocleitis-400x270

Los síntomas que produce la epicondilalgia medial son:

En ocasiones, estos síntomas evolucionan hasta producirse también en estado de reposo, o pueden producir sensaciones nerviosas.

El diagnóstico de la epicondilalgia medial es clínico, a través de pruebas ortopédicas que reproduzcan el dolor en la zona afectada, por ello no se suelen realizar pruebas de imagen complementarias.

El tratamiento que seguimos en estos casos va encaminado a eliminar los s√≠ntomas y favorecer la no reaparici√≥n. Para ello se realiza un tratamiento a base de terapia manual, donde se incluyen, movilizaciones articulares, estiramientos, masoterapia y neurodinamia (en este caso, por posible afectaci√≥n del nervio radial). Por otra parte, se pueden incluir punci√≥n seca y EPTE, ambas t√©cnicas invasivas de gran eficacia. Para completar el tratamiento, se realizar√≠an ejercicios de propiocepci√≥n y fortalecimiento, as√≠ como, una reeducaci√≥n del gesto ‚Äď en casos necesarios ‚Äď para evitar futuras epicondilalgias.