Dolor e Inflamación muscular

efisio

La fisioterapia es una opción común para las personas que sufren de inflamación muscular crónica. Los tratamientos contra el dolor muscular de venta libre pueden no ser eficaces para su inflamación. Pero si puede recibir ayuda de uno de nuestros fisioterapeutas experimentados.

Las lesiones o el estilo de vida pueden causar inflamación muscular. La inflamación crónica también desempeña un papel importante en diferentes problemas de salud del organismo.

La inflamación del cuerpo provoca artritis, obesidad, enfermedades intestinales e incluso diabetes. Los síntomas comunes de la inflamación incluyen dolor, debilidad e hinchazón.

Las personas también deben ser conscientes de que la inflamación muscular no siempre es inofensiva. Si le resulta difícil realizar sus actividades habituales, debe pedir ayuda a nuestro fisioterapeuta. Para reducir el dolor y las molestias, los terapeutas utilizan diversas técnicas para tratar la afección.

Estas son las buenas razones por las que necesitas la ayuda de nuestro fisioterapeuta para tratar tu afección.

¿Cuáles son los fundamentos del dolor muscular?

Cualquier sensación de dolor es el resultado de los impulsos nerviosos enviados desde el cuerpo al cerebro, que indican que algo está causando una lesión o una molestia en la zona afectada.

El dolor y las molestias musculares, conocidas como mialgias en términos médicos, no son una enfermedad en sí mismas. Es una indicación de una lesión, un trastorno muscular o un síntoma de una amplia gama de posibles trastornos.

¿Cuáles son las causas, los síntomas y los tratamientos del dolor muscular?

Las causas del dolor muscular se dividen en unos pocos grupos generales, a saber: lesión o uso excesivo; estrés; enfermedad autoinmune; trastornos neurológicos y musculares; infección; obstrucción del flujo sanguíneo o efectos secundarios de los medicamentos.

Lesión

Los síntomas de las lesiones musculares incluyen dolor, debilidad, hematomas, hinchazón y calambres (espasmos y contracciones musculares involuntarias).

Las lesiones pueden ser consecuencia de:

Estrés y tensión

El estrés psicológico o físico puede provocar tensión muscular, el reflejo automático del cuerpo para protegerse de las lesiones y el dolor.

El estrés repentino puede hacer que los músculos se tensen, pero una vez que pasa el estrés, la tensión se libera. En el estrés crónico (de larga duración), los músculos pueden permanecer en un estado de tensión casi constante, lo que provoca dolor y cefaleas si la tensión se siente en los hombros y el cuello. Si una persona reacciona al estrés reduciendo la actividad física, los músculos pueden empezar a encogerse (atrofiarse) debido a la falta de ejercicio, lo que hace aún más difícil escapar del ciclo de dolor.

El aprendizaje de mecanismos psicológicos de afrontamiento y la práctica de un ejercicio físico adecuado pueden mejorar la forma de afrontar el estrés o el dolor crónico y, a su vez, reducir los efectos negativos del estrés en el sistema muscular.

Infecciones

Los tratamientos para cada una de estas afecciones varían en función de la enfermedad, su fase de desarrollo y su gravedad.

Enfermedades autoinmunes

Una enfermedad autoinmune es aquella en la que el sistema inmunitario del organismo ataca por error a sus propios tejidos.

Otras enfermedades o afecciones

Tratamiento del dolor e inflamación muscular

1. El ejercicio físico reduce la inflamación muscular

Para que tus movimientos sean más fáciles y menos dolorosos durante los entrenamientos, deberías buscar un terapeuta . Las investigaciones demuestran que 20 minutos de ejercicio físico diario proporcionan beneficios antiinflamatorios.

Cuando se hace ejercicio, las células musculares liberan una proteína llamada interleucina. Esto es beneficioso para reducir la inflamación. Hacer ejercicio físico de forma regular también reduce los niveles de la proteína mala llamada TNF alfa, que causa inflamación.

El cuerpo libera más interleucina 6 cuando se realizan entrenamientos más largos. El ejercicio terapéutico también reduce el dolor, la inflamación y mejora la función de los músculos.

2. Terapia de frío y calor

Durante una sesión de fisioterapia, un terapeuta utiliza la terapia de calor o frío para obtener resultados a largo plazo. Si tiene una lesión, la terapia de calor es una técnica que aumenta la circulación en los tejidos lesionados . La terapia de calor es beneficiosa para los espasmos musculares, la tensión muscular y los dolores articulares.

La terapia de frío también es eficaz para reducir la hinchazón y para la curación.

3. Terapia manual

¿Necesita la forma más fácil de relajar sus músculos y deshacerse de la inflamación para siempre? Puede probar la terapia manual para este problema.

Los fisioterapeutas utilizan la terapia manual. Se trata de una forma estupenda de reducir la inflamación de los músculos y de relajarlos. Este tratamiento físico incluye la manipulación de los músculos, el amasado de los músculos lesionados y la manipulación de las articulaciones.

Esta técnica habitual reduce el dolor, disminuye la tensión muscular y aumenta la circulación sanguínea.

4. Terapia de ultrasonidos

La terapia de ultrasonidos es una técnica segura que resulta beneficiosa para los pacientes con inflamación de leve a crónica . Hay muchas pruebas de que la terapia con ultrasonidos produce efectos antiinflamatorios.

La terapia de ultrasonidos utiliza diferentes ajustes en varias etapas a lo largo del proceso de curación. Se trata de un tratamiento eficaz que funciona bastante bien en los pacientes. Tiene una opción segura para reducir y controlar varios niveles de inflamación en sus músculos. Esta podría ser la terapia adecuada para usted.

Obtenga alivio con la fisioterapia personalizada

No tarde en concertar una cita con un buen fisioterapeuta. Nuestro fisioterapeuta le proporcionará un programa que alivie su inflamación muscular.

Independientemente de la gravedad de su enfermedad, nuestro fisioterapeuta le ayuda a controlar los peligrosos niveles de inflamación. Si necesita un programa terapéutico para su enfermedad, reserve una cita con nosotros.

Visita a nuestros fisioterapeutas especialistas en Madrid en cualquiera de las clínicas eFISIO.

Dolor E Inflamación Muscular Goya

Visita nuestra clínica muy cerca de la calle Goya

Dolor E Inflamación Muscular Barrio Salamanca

Si te encuentas en el Barrio de Salamanca en Madrid, puedes acudir a nuestro centro de fisioterapia en la calle Ruiz Perelló, 3.

Dolor E Inflamación Muscular Manuel Becerra, Guindalera

Ubicado a 2 minutos de la plaza de Manuel Becerra, te ofreceremos el mejor servicio de fisioterapia en la Guindalera.

  • Dolor E Inflamación Muscular Aluche
  • Dolor E Inflamación Muscular Arturo Soria
  • Dolor E Inflamación Muscular Calle Alcalá

Dolor E Inflamación Muscular Ciudad Lineal

En nuestra clínica de fisioterapia en Getafe contamos con los mejores fisioterapeutas.

  • Dolor E Inflamación Muscular Getafe Norte
  • Dolor E Inflamación Muscular Getafe Centro

Los tratamientos de fisioterapia mas avanzados en Carabanchel: Osteopatía, Punción seca, Terapia Manual

  • Dolor E Inflamación Muscular Usera
  • Dolor E Inflamación Muscular Plaza Elíptica
  • Dolor E Inflamación Muscular Avenida de Oporto