El ictus es una de las primeras causas de mortalidad en España tanto en hombres como mujeres. También es la primera cause de discapacidad grave.

La rehabilitación del ictus con fisioterapia es un paso fundamental en la recuperación del paciente y eliminar secuelas. La hemiplejía es una de las consecuencias habituales y más tratadas en fisioterapia.

En esta entrada, os daremos información importante sobre qué es, factores de riesgo y síntomas sobre el ictus. De la misma forma, hablaremos sobre que el tratamiento del ictus médico rápido podía jugar un papel fundamental en la rehabilitación neurológica y posterior recuperación del paciente.

Ahora bien, una vez pasada esta primera etapa es indispensable para eliminar secuelas realizar tratamientos para la recuperación, rehabilitación del ictus y rehabilitación neurológica mediante un plan de fisioterapia individualizado según nuestros síntomas.

Qué es un ictus

El ictus o accidente cerebrovascular (ACV), es una enfermedad que se produce  como consecuencia de una obstrucción de la circulación sanguínea al cerebro. A causa de esta disminución del flujo circulatorio, las células nerviosas del cerebro no reciben oxígeno y por ello mueren. Ictus_th_3

Los factores de riesgo que favorecen la posibilidad de padecer un ictus son:

Los signos que acompañan al ictus son: pérdida de fuerza y/o sensibilidad, debilidad en cara, brazo y pierna de un solo lado del cuerpo, vértigo, alteración repentina del habla y dolor de cabeza súbito y fuerte. Cuando presentamos estos signos es imprescindible acudir rápidamente a urgencias para ser tratados por un especialista. De esta manera, las secuelas serán menores o nulas.

La prevención del ictus consiste en tratar los factores de riesgo modificables, tales como, el tabaquismo, la vida sedentaria, el exceso de alcohol y la obesidad. Además, aquellas personas que tengan factores de riesgo no modificables, ya sea diabetes, hipertensión, colesterol u otras enfermedades cardíacas, deben poner atención y cuidado en su patología para que ésta no le desencadene un ictus.

En Fisioterapia Portalegre te ofreceremos un plan de rehabilitación neurológica donde estableceremos objetivos a corto, medio y largo plazo. Contacta con nosotros y te informaremos sobre tratamientos sin ningún compromiso.

Secuelas tras un ictus

El ictus puede ocasionar alteraciones del movimiento y de la sensibilidad, afectaciones del habla y de la visión, alteraciones emocionales entre otras.

Una de las secuelas mas comunes es la hemiplejía, que es una de las patologías más tratadas en fisioterapia.

El objetivo de la rehabilitación neurológica con el fisioterapeuta es tratar las discapacidades del movimiento y sensitivas para otorgarle la mayor independencia posible y garantizarle a nuestro paciente una buena calidad de vida.

Dentro de estas discapacidades del movimiento, el fisioterapeuta tendrá que tratar: incapacidad para andar, alteración del tono muscular, alteración de la coordinación motora, alteración cognitiva y del equilibrio y en muchos casos, alteración de la función/movilidad pulmonar normal.

Tratamiento de la hemiplejía con fisioterapia

La hemiplejía consiste en la parálisis de la mitad del cuerpo, y es consecuencia de un accidente cerebro vascular como el ictus.

Los tratamientos de fisioterapia para tratar le hemiplejía estarán destinados a recuperar las funciones motoras perdidas, tales como la bipedestación, la rehabilitación de la marcha.

Generalmente la mayor parte de los pacientes vuelven a caminar, aunque la rehabilitación del ictus completa del tronco superior es mas compleja y requiere mayor tiempo.

Tratamiento del ictus y fisioterapia

Dado que las áreas del cerebro afectadas serán distintas en cada paciente, las repercusiones del ictus también lo serán. Por esto, en función de nuestra evaluación de las limitaciones del paciente, el tratamiento irá encaminado a mejorar éstas.

En la etapa más precoz, el tratamiento ictus irá encaminado a mantener el tono muscular del paciente encamada mediante movilizaciones pasivas.

Tratamientos para la recuperación y rehabilitación del ictus

Una vez que nuestro paciente haya superado esta fase debemos realizar ejercicios activos-asistidos de las extremidades, reeducar posiciones de sedestación y ejercicios de control de tronco.

Progresivamente, se realizarán ejercicios de verticalización, de reeducación de la marcha, ejercicios de prensión y movilización de extremidades para la autonomía de la vida diaria. Para todo ello, se siguen terapias neurológicas tales como, Kabat o Bobath.

Durante todo el tratamiento, se realizarán técnicas para eliminar excesos de tono, para amentar movilidad articular y para recupuerar sensibilidad en los miembros.

Consulta nuestro programa de rehabilitación neurológica para mayor información. Si estás interesado en recibir más información o concertar una entrevista, por favor contacta con nosotros sin ningún compromiso.

Cómo Llegar
Contacto
Cita Online
91 005 2363