El cólico del lactante es un proceso en el que el bebé presenta periodos de llanto a lo largo del día durante las primeras semanas tras el nacimiento.Para que se considere cólico, el llanto debe durar al menos 3 horas repartido durante el día y al menos producirse 3 veces a la semana durante 3 semanas.

La causa más habitual del cólico del lactante es la inmadurez del intestino, el cual todavía no tiene un funcionamiento correcto, y por tanto favorece la acumulación de gases.

Las señales para reconocer si tu bebé está padeciendo un cólico son:

  • Largos episodios de llanto, que aparecen sobre todo a última hora del día.
  • Dificultad para dormir.
  • No hay ningún problema gastrointestinal, pero aún así, el bebé tiene el vientre duro.
  • El bebé se muestra inquieto, irritable y nervioso.

Si tu bebé presenta estos síntomas es recomendable un tratamiento que le alivie de forma que tanto él como los papás puedan descansar.

Tratamiento del Cólico del Lactante

El tratamiento de Fisioterapia que se sigue en estos casos consiste en la realización de masajes y técnicas manuales sobre el vientre del bebé con una dirección determinada para favorecer la expulsión y el tránsito de los gases.Algunas recomendaciones complementarias al tratamiento de fisioterapia del cólico del lactante son: pasear al bebé en el cochecito o en brazos, de forma que el movimiento le relaje, o adoptar la famosa postura anticólicos, en la que el bebé se encuentra boca abajo sobre los brazos de los padres. Tumbarlo en esta misma posición sobre las piernas también lo relajará y permitirá que descansen los brazos de los papás.

Llámanos o contacta con nosotros y te asesoraremos en el mejor tratamiento para tu bebé sin ningún compromiso.

Contraindicaciones para el tratamiento del cólico del lactante

Desde aquí, además, os damos unos consejos sobre remedios cotidianos que no se deben seguir cuando el bebé presenta una crisis de cólico:

  1. No se le debe dar el pecho. Aunque el momento de la lactancia siempre tranquiliza al bebé, cuando se realiza durante un episodio de llanto causado por el cólico es normal que el bebé tienda a absorber más aire contribuyendo a la acumulación de más gases.
  2. Evita acostarlo. Cuando el bebé tiene la crisis necesita ciertas posturas que favorecen la salida de los gases, mientras que acostarlo en la cuna en supino aumenta su dolor.