Inicio » Áreas y Especialidades » Área de Fisioterapia y Terapia Manual

Condromalacia rotuliana

La condromalacia rotuliana o síndrome femoropatelar, es una patología en la que se produce una degeneración o desgaste del cartílago de la rótula. Esta patología puede afectar a todo tipo de personas, jóvenes o adultos.

Condromalacia rotuliana

Las causas principales de su aparición son movimientos repetitivos con impactos sobre la articulación, déficit de vascularización del hueso, traumatismos, sobrepeso y alineación o posición anormal de la rótula en la articulación. Estas causas afectan principalmente a las personas jóvenes, mientras que, en las personas de mayor edad, la causa principal es la artrosis de rodilla.

Los síntomas más comunes de la condromalacia rotuliana son:

  • Dolor en la cara anterior de la rodilla. Además, este dolor puede aumentar con el mantenimiento prolongado de la rodilla en flexión, por ejemplo, cuando conducimos o si trabajamos sentados muchas horas.
  • Rigidez a la flexión y extensión de rodilla, que aumenta al subir o bajar escaleras, al andar por superficies duras o al agacharse.
  • Ruidos y crepitaciones durante los movimientos de flexo-extensión.
  • Debilidad muscular, principalmente del vasto interno del cuádriceps.
  • Disminución de la capacidad funcional e inestabilidad rotuliana.

El tratamiento de fisioterapia tendrá como primer objetivo disminuir el dolor en la rodilla, por lo que se realizarán técnicas manuales, punción seca, Epte (Electrolisis percutánea terapeutica) masoterapia y estiramientos suaves principalmente. En una segunda fase, se deberán realizar ejercicios de potenciación del cuádriceps, flexibilizar musculatura de la cadena posterior de la pierna (isquiosurales) y ejercicios de propiocepción.

Por otro lado, se aconseja no realizar deportes de impacto sobre las rodillas, tales como, correr o ciclismo en terreno inestable o deportes de saltos. En casos de condromalacia, se recomienda natación, ejercicios adaptados en el gimnasio y pilates.