Inicio » terapias » Tratamiento de la ATM

Tratamiento de la ATM

Tal y como ya se mencionó en otro artículo sobre la ATM (articulación temporomandibular), las patologías que afectan a esta articulación se pueden tratar mediante la fisioterapia para paliar y/o eliminar los síntomas.

Las técnicas de fisioterapia realizadas son diversas y dependen del lugar donde se encuentra la mayor afectación a nivel de esta articulación, pudiendo ser sobre el cóndilo y disco intraarticular directamente o sobre la musculatura de la articulación.

El tratamiento de fisioterapia sobre la musculatura puede ser:

Estiramientos suaves. Los estiramientos son técnicas en los que se realiza una elongación de los músculos, puesto que la musculatura de la mandíbula suele ser profunda, los estiramientos se realizan a nivel del músculo masetero  (superficial) y musculatura cervical.

– Masoterapia. Al igual que los estiramientos, la masoterapia se realizará sobre la musculatura superficial citada anteriormente.

Técnicas de inhibición por presión. Estas técnicas se realizan de forma intrabucal, es decir, el fisioterapeuta introduce al menos un dedo en la boca del paciente para llevarlas a cabo. Se utilizan para tratar los músculos implicados en la patología de ATM que no se pueden palpar de forma superficial y consiste en realizar una presión mantenida sobre la zona afectada con el fin de desensibilizarla.

– Punción seca. La punción seca es una técnica muy efectiva que, además, puede realizarse sobre toda la musculatura implicada. Consiste en la punción con una aguja de puntos muy dolorosos musculares previamente localizados. Eso sí, es la técnica que mayor conformidad requiere por parte del paciente.

Por otro lado, el tratamiento de fisioterapia para los problemas que afectan a la articulación y estructuras relacionadas con ella, puede ser:

Técnicas articulares: son técnicas que tanto extra como intraoral van a ir encaminadas a coaptar o descoaptar la articulación en función de la necesidad del paciente. Además, van a producir una desensibilización de la articulación. Las técnicas articulares son varias y diferentes en función de la causa de dolor.

En ambos casos, el tratamiento se podrá completar con tratamiento mediante electroterapia analgésica, tratamiento cervical y ejercicios. Además, se puede realizar tratamiento neurodinámico, que consiste en el estiramiento de los nervios que se encuentran a este nivel (trigémino).

También te puede interesar